Iglesias acusa a Vox y Ayuso de enviar a sus «cachorros» y dice que en Madrid no hay sitio para unos «canallas neonazis»

Un grupo de estética de neonazi increpa a Iglesias tras reunirse con una asociación vecinal de Coslada - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario general de Podemos y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha acusado este miércoles a Vox y a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, de enviarle a sus «cachorros» y ha asegurado que en la capital «no hay sitio» para unos «canallas neonazis» que quieren «intentar» acabar con la democracia.

Iglesias se ha expresado así en una entrevista en la Cadena SER, recogida por Europa Press, después de que un grupo de cuatro personas de estética neonazi le increpase este martes, lo que llevo al líder de la formación morada a encararse con ellos durante unos instantes.

«Lo que yo hice no tiene mérito. Mérito tiene que salieran a plantarles cara y echarles de allí los vecinos después de que hubiesen asaltado un local vecinal. Eso no se puede consentir, lo que hice yo es lo que cualquier dirigente tiene que hacer si los nazis salen haciendo el saludo romano», ha justificado Iglesias.

En esta línea, el exvicepresidente del Gobierno ha defendido su actuación frente a unos «matones que dan palizas a trabajadores que vienen de otros países o a jóvenes que no piensan como ellos». Así, ha afirmado que no se puede «tolerar o aceptar» que en la sociedad haya «comportamientos» que no se deben «normalizar».

«Nuestro compromiso con la democracia es clarísimo. Vamos a hacer campaña con nuestras propuestas», ha insistido Iglesias, que ha dejado claro que si «luego Vox o Ayuso mandan a sus cachorros para intentar amedrentar a la gente» los «vecinos y madrileños» sabrán decir que «en España o Madrid no hay sitio para esta gente».

A su juicio, es «grave» que haya personas que asalten locales o que realicen el saludo fascista, pero «más grave es que algunos medios» intenten blanquear a los neonazis que le increparon este martes diciendo que «son constitucionalistas». Iglesias también ha criticado a los partidos que no «condenan a neonazis», algo que «en la derecha europea no se entiende».

El incidente tuvo lugar después de Iglesias, tras participar en su último Consejo de Ministros como vicepresidente, se desplazara al municipio madrileño de Coslada para mantener un encuentro con la Asociación de Vecinos Fleming, acompañado de otros miembros de su lista como la coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, y el coordinador autonómico de la formación morada, Jesús Santos, entre otros integrantes de la candidatura.