Ideas innovadoras que surgieron durante la pandemia

Creatividad

Creatividad

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El 2020 fue un año complicado para muchas personas. La pandemia de Covid-19 ocasionó no solo problemas a nivel social, sino económico. Gracias a las medidas de seguridad para evitar el contagio y la propagación del virus, el teletrabajo y la cuarentena se extendieron más de lo que algunos negocios y empresas pudieron aguantar, por lo que fueron muchas las que tuvieron que decretarse en bancarrota o recortar personal.

Cuando las personas se vieron sin la fuente de ingresos que solían tener mensualmente para sobrellevar sus gastos personales, empezaron a buscar maneras alternas para generar ingresos. El emprendimiento fue una de las principales vías para poder convertir una situación tan compleja en una oportunidad para salir adelante.

Los ingresos provinieron de ideas en las que las personas pudieran emprender desde sus hogares. De este modo, no incumplirían con las medidas de seguridad ni se tendrían que arriesgar a estar expuestas al virus. Como muchos no tuvieron el capital necesario para comenzar su emprendimiento, la solución alterna fue el solicitar productos financieros a entidades financieras no bancarias. La ventaja de estos estriba en que se pueden obtener de forma rápida y sin requisitos tediosos ni avales, por lo que son ideales para ser solicitados cuando se quiere empezar un negocio propio.

Con productos financieros de entidades no bancarias como lo son los créditos rápidos que son fáciles de obtener, resultó incluso más sencillo empezar a emprender para las personas que no tenían el capital disponible, pero sí tenían la idea. Durante la pandemia, las ideas de emprendimiento más comunes fueron:

  • Ofrecer cursos en línea de maquillaje básico, profesional y semiprofesional
  • Postres caseros por encargo para eventos y celebraciones
  • Artículos de ropa confeccionados a gusto del usuario
  • Joyería y bisutería por encargo diseñados por el cliente
  • Piezas artísticas prediseñadas o diseñadas por el cliente
  • Sesiones fotográficas o retoque de fotografías
  • Manicuras y pedicuras

En general, si las personas ya contaban con el instrumental para emprender, el método fue empezar poco a poco, utilizar redes sociales para realizarse publicidad y vender sus productos. Luego, con el dinero que les daba el crédito, expandieron el capital y la materia prima del emprendimiento. Por ejemplo, en el caso de la venta de joyería y bisutería, la compra de diferentes piedras preciosas al mayor con un crédito rápido permite revalorizar el producto final, o en el caso de la venta de postres, la compra de ayudantes de cocina permite acelerar el proceso de elaboración de postres para vender más unidades en menos tiempo.

A pesar de que la situación de la pandemia no se encuentra ni se encontraba totalmente bajo control, la demanda en las solicitudes de productos financieros fue bastante alta en el 2020 y, hasta la fecha, lo sigue siendo. Esto, y la cantidad de personas que decidieron emprender incrementaron considerablemente, gracias a la búsqueda y necesidad de generar ingresos propios. Esto ocasionó que, si bien los productos financieros en línea suelen tener tasas de interés un poco más elevadas, al realizar la solicitud por primera vez, el crédito podría tener una tasa de interés del 0% como oferta y motivación a otros posibles nuevos clientes.