Hugo Morán sobre la situación hídrica: «Es la más grave en los últimos 15 años pero el suministro está garantizado»

Embalse

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha señalado que la situación de déficit hídrico es «la más grave en los últimos 15 años en España», especialmente en el Guadiana y el Guadalquivir, pero en este momento parece que el suministro de agua de consumo urbano está «garantizado».

Así lo ha asegurado Morán en una entrevista con Europa Press en la que ha admitido que la situación es «complicada», de modo que las confederaciones hidrográficas han empezado a restringir el agua para regadío para «prevenir situaciones de escasez de recurso» después de las bajas precipitaciones de los dos últimos años hidrológicos.

«Si el próximo año hidrológico no recupera la normalidad, la situación solo va a ir agravándose, así que las medidas de contención y restricción irán creciendo», ha advertido el secretario de Estado.

No obstante, ve «complicado» aplicar medidas dado que hay una «especie de ficción» que lleva a pensar que la situación puede resolverse con más embalses y trasvases» por «una imagen falsa» de que España tiene agua pero está mal repartida.

«No es cierto. Ninguna cuenca se libra del estrés. Tener más embalses serviría para tener más embalses vacíos y recurrir a más trasvases hoy ya no se sostiene. No se puede trasvasar agua de donde no hay a donde hay menos», ha apostillado.

En el futuro, pronostica que el estrés hídrico seguirá creciendo y que de aquí a los próximos 15 años España reducirá sus recursos hídricos de un 25 a un 40 por ciento, lo que obliga a «tomar decisiones de planificación de forma diferente» y reducir la demanda.

Por ello, justifica que la planificación hidrológica que se aprobará antes de final de año «por primera vez en la historia» reduce el volumen de dotaciones entre unos 1.300 y 1.400 hectómetros cúbicos, lo que obligará a poner en marcha actuaciones de gestión en ahorro y eficiencia, por ejemplo, en el ciclo urbano del agua que tiene «un gran problema» de pérdida de recurso en las redes que están «envejecidas».

PAGAR EL PRECIO Y EL VALOR DEL AGUA

En ese sentido, ha defendido que el PERTE de la digitalización del agua, que destinará 3.000 millones de inversión al ciclo urbano, agrario e industrial será una de las medidas «más importantes» para lograr un sistema de agua «robusto». Al mismo tiempo, avisa a los ciudadanos de que tendrán que pagar «un precio real del agua que consume» para que los ciudadanos sean «conscientes» del valor y el precio del recurso.

«Hay que intentar hacer entender el valor del recurso a través del precio», justifica Morán, que indica que eso no significa necesariamente un incremento en la factura sino un aumento relativo, dado que afirma que en la actualidad los ciudadanos pagan el precio del agua que consume, pero no el precio de la que pierden. «Hay que implantar un consumo responsable que en muchos casos no se da», ha señalado.

Asimismo, el secretario de Estado califica de «error mayor» generar expectativas en volúmenes de regadío que están «abocadas al fracaso» porque se construyen sobre hipótesis falsas «con intereses electorales». A su juicio, dibujar un escenario de disponibilidad «ilimitada» genera una «burbuja condenada a explotar a la vuelta de la esquina.

RESIDUOS

Otra de las áreas de la Secretaría de Estado es la política de residuos. En ese sentido, Hugo Morán, ha analizado el proceso de más de dos años para elaborar y aprobar la nueva Ley de residuos y suelos contaminados para una economía circular «con un consenso más que razonable y que permite estabilidad y certidumbre». Al respecto, opina que la norma supone un «cambio cultural» en la forma de consumir.

Así, ha dicho que en este momento el Gobierno está «centrado» en el despliegue normativo del reglamento de envases que está «muy avanzado» y «prácticamente concluido». De hecho, calcula que el texto, que ahora está bajo el análisis de la Comisión Europea –que determinará si España ha traspuesto bien la directiva comunitaria– podría estar aprobado de manera definitiva entre septiembre y finales de octubre.

MAR MENOR, EMPIEZA SU MEJORÍA

En otro orden de temas, el secretario de Estado se ha mostrado esperanzado en que la recuperación y restauración del Mar Menor es posible. «Empieza a estar mejor en el minuto uno desde el que se empieza a retirar agricultura ilegal», ha garantizado.

Sin embargo, admite que hay dos masas de agua que han sufrido un «volumen de residuos colosal» y esto será lo que más tiempo tardará en regenerarse. Ahora, señala que hay que dejar que las dos masas de agua interactúen y confía en que el plan de actuaciones de resultado si se logra detener el proceso de agresión. «Tengo la esperanza cierta y los científicos ratifican que su capacidad de regeneración es muy alta, pero hay que ayudarle», confía.

En ese proceso de ayuda, ha dicho que se ha «cortado el grifo» a unas 5.000 hectáreas y que al final del año se cerrarán hasta 8.600 hectáreas de regaban al cabo del año 25.000 hectómetros cúbicos de agua. Respecto a las explotaciones agrícolas, usuarias de ese agua, avisa de que tendrán que implantar hojas de buenas prácticas porque «las que no cumplan se quedarán sin concesión».

Finalmente, de cara a la próxima Cumbre de cambio climático de la OCU (COP27) que se celebrará en noviembre en Egipto confía en que se podrán solucionar los problemas geopolíticos y que, aunque ante la opción de colapso energético se hayan tenido que adoptar medidas coyunturales espera que la hoja de ruta climática no se modifique. Para ello, advierte: «Habrá que adoptar una mayor ambición a medio y largo plazo».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA