Hallan coronavirus en un vertido ilegal de aguas residuales en el Manzanares

Coronavirus
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha encontrado coronavirus en un vertido ilegal de aguas residuales al río Manzanares en Getafe, por lo que se “pone en riesgo la salud” de los ciudadanos y el medio ambiente.

El Seprona está realizando diferentes muestreos de aguas dentro de la operación Arcovid para localizar restos del Covid-19. El 12 de mayo varios realizaron varios muestreos en dichos vertidos, situados en la zona de Perales del Río, cuya ilegalidad investiga desde hace tiempo el Juzgado número 3 de Getafe, por el que está imputada la alcaldesa del municipio, Sara Hernández y varios concejales.

Las conclusiones del informe, al que ha tenido acceso Europa Press y que ha adelantado hoy el diario ‘ABC’, fueron remitidas el pasado 29 de junio también a las distintas administraciones públicas con competencias en la materia, como las Consejerías de Medio Ambiente y Sanidad, la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y al propio Ayuntamiento de Getafe.

“Los resultados demuestran que se están poniendo en riesgo la salud de los vecinos de cada uno de los ayuntamientos que desempeñan sus actividades en las cercanías del río y de aquellos que vivan o trabajen aguas abajo, al no adoptar las medidas de gestión adecuadas de las aguas residuales del municipio. Los riesgos de afección a la salud de las personas es algo demostrado por el actual estado de pandemia”, señalan los agentes del Seprona.

Para analizar estos resultados en profundidad se han basado en algunos estudios científicos previos que analizan la resistencia de este virus en el agua, que demuestran que los virus tipo TGEV y MHV a temperaturas en el intervalo entre 4 y 25 grados persisten en medios acuosos durante largos periodos de tiempo. De hecho, la persistencia de los coronavirus en las aguas residuales contaminada por estos virus “seguirá siendo un riesgo de exposición incluso después de que los individuos infectados ya no están presentes”.

Y que el informe del Seprona destaca que otro de los riesgos asociados con la existencia de aguas contaminadas es la posibilidad de producción de aerosoles, “que como ya ha ocurrido en distintas ocasiones con el SARS actuarían como fuente de riesgo de exposición para la sociedad”. Por lo tanto, si el agua de correntía contaminados con Covid-19 se aerosolizan “podrían suponer la infección de un número indeterminados de personas”.

Además, una gestión inadecuada de esta agua (es decir, de los residuos sanitarios) podría ser de riesgo de generación de brotes, “incluso aunque se tomaran medidas de cuarentena para aislar a las personas infectadas”, continúa la mencionada agencia.

Los guardias civiles avisan de la “necesidad de un control exhaustivo de tratamiento realizado en las depuradoras, tanto si usen en jardines o para el consumo humano”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA