Hacienda ordenó la cifra récord de 589.000 embargos de nóminas y pensiones

Agencia Tributaria Hacienda
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Agencia tributaria ordenó la cifra récord de 589.000 embargos de sueldos y pensiones en 2017, asegura hoy lainformación.com.

El digital destaca que nunca antes se habían dictado tantas diligencias sobre nóminas como en el ejercicio 2017, el último capitaneado al completo por el exministro Cristóbal Montoro al frente de Hacienda. Señalando que ese se lanzaron casi 600.000 embargos sobre salarios y pensiones, una cifra que duplica de largo las operaciones ejecutadas antes de la crisis (282.000 en 2008) y que no ha dejado de crecer desde entonces, hasta alcanzar su máximo histórico.

De acuerdo con las estadísticas no públicas de la Agencia Tributaria a las que asegura haber accedido la información.com, en 2017 se ordenaron en total más de 7,4 millones de embargos, entre cuentas bancarias, nóminas, dinero en efectivo, valores y créditos, bienes muebles e inmuebles, intereses, rentas y otros. Si bien la cifra global se ha reducido desde que superó el umbral de los 8 millones por primera vez en 2015, todavía supone mucho más del doble de los 3,2 millones de diligencias registradas en 2008.

El medio online considera que estos datos son, en gran medida, los efectos de la crisis que todavía arrastra la economía española. A pesar de la recuperación a nivel macro, los problemas de impagos siguen afectando a particulares y empresas tanto como en los peores años de la recesión, cuando Hacienda disparó los embargos hasta los 7,2 millones (año 2012) y 7,6 millones (2013), cifras próximas a esos 7,4 millones de diligencias efectuados en 2017.

Explica la información.com que después de la cuenta del banco y antes que el sueldo, la mayoría de intervenciones de la Agencia Tributaria afectan a valores y créditos de los contribuyentes. Aquí las órdenes de embargo se han disparado hasta superar las 1.200.000, cuando en el año 2008 apenas suponían algo más de 280.000. También se observa un fuerte incremento en las diligencias sobre el efectivo, que pasan de 171.000 a más de medio millón, y sobre bienes inmuebles, que se duplican al elevarse hasta 33.700 en 2017, desde las 15.300 de nueve años antes. Por contra, caen las órdenes de embargo de bienes muebles (coches, joyas, aparatos electrónicos…) de 124.000 a unas 80.000, y suben otras menos representativas, como las dirigidas a intereses, rentas y otros (de 1.000 a 4.600 diligencias).