Granados niega que recibiera un chivatazo sobre la Púnica

Francisco Granados, exconsejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid

El exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados ha negado en el primer juicio de la trama Púnica haber recibido un chivatazo de que le estaban investigando por parte de agente de la Guardia Civil José Manuel Rodríguez Talamino. Según ha declarado este miércoles en la Audiencia Nacional, nadie le dijo “nada” al respecto.

“Este señor no me dice nada de que haya una investigación abierta contra mi ni contra nadie”, ha afirmado Granados, que sí que ha reconocido un encuentro con Talamino, que también está acusado, el 5 de septiembre de 2014, en las fiestas de Valdemoro (Madrid). En este encuentro, según señala EFE, este último le dijo que “había compañeros suyos trabajando” en la localidad.

A Granados “este comentario tan inocuo” le despertó cierta preocupación, ya que le sonó “a advertencia”. De ahí que llamara al también acusado José Luis Caro, guardia civil en excedencia y amigo de Talamino, para que lo tratara de aclarar y él le dijo que le extrañaba que el agente le hubiese dicho esto y que estaría “borracho”.

La fiscal Carmen García Cerdá, según la mencionada agencia, ha iniciado el interrogatorio preguntándole por sus cuentas en Suiza. Algo ante lo que Granados ha admitido, como ya hizo en instrucción, que tuvo dinero en el extranjero.

“Como ya declaré en sede judicial, como había reconocido en 2014, yo tuve desde 1993 dinero en Suiza (…) Una cuenta que cerré en 2005”, ha aclarado el exsecretario general del PP madrileño.