Gobierno y CEOE desbloquean ‘in extremis’ el acuerdo para prorrogar los ERTE hasta el 30 de septiembre

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Autor: Ministerio de Trabajo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras días de intensas negociaciones y al filo de que se agotara el plazo, el Gobierno ha logrado finalmente llegar a un principio de acuerdo con los agentes sociales sobre la prórroga de los ERTE. Se zanja así in extremis el enfrentamiento entre la CEOE y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que parecía enquistado.

Las negociaciones para la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) han estado marcadas por el desencuentro entre el Gobierno y la CEOE, hasta el punto de que el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, llegó a acusar al ministro Escrivá de “estar muy poco en la realidad”. Sin embargo, finalmente la sangre no ha llegado al río y mañana el Gobierno dará el visto bueno a esta prórroga tras alcanzar un acuerdo con los agentes sociales.

Según una información adelantada por la Cadena Ser, fue un entendimiento al más alto nivel entre la CEOE y la Seguridad Social lo que propició un principio de acuerdo, y finalmente la última propuesta remitida por el Gobierno ha sido ratificado por el Comité Ejecutivo de la patronal, que ha celebrado una reunión extraordinaria.

El Comité Ejecutivo ha dado el visto bueno “por unanimidad” a esta última propuesta al entender que “se adecúa a las necesidades de las empresas, especialmente para aquellas que peor situación y perspectivas para los próximos meses tienen”, según señalan fuentes empresariales. El acuerdo abre un nuevo periodo hasta el 30 de septiembre que requerirá “pulsar hasta entonces la evolución de la pandemia y de la crisis económica para prolongar o adoptar en su caso nuevas medidas de apoyo”, añaden estas fuentes.

También deberán ratificar el acuerdo los sindicatos UGT y CCOO, si bien se espera menos problemas por su parte, ya que el principal enfrentamiento era entre la patronal presidida por Garamendi y el Ejecutivo. De hecho, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ya ha celebrado el pacto alcanzado. “Creo que es una gran noticia para centenares de miles de trabajadores, para muchas empresas, que ven de esta manera garantizado su futuro de manera inmediata”, ha valorado.

“Cubrimos a trabajadores fijos discontinuos, a los y trabajadores que están en ERTE, a los que están en desempleo”, ha explicado Álvarez; “es una buena noticia que debe dar paso a una recuperación económica que viene de la mano de la vacuna”.

El acuerdo ha sido celebrado también por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. “Hemos alcanzado un preacuerdo con los agentes sociales para la prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre”, ha señalado en un mensaje en su cuenta de Twitter. A su juicio se trata de “un nuevo impulso, fruto de la perseverancia en el diálogo social, que garantiza protección a las personas trabajadoras y empresas que más lo necesitan”.

Las condiciones de los ERTE

El Gobierno ha convocado una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para mañana jueves por la tarde. En un comunicado, el Ministerio de Trabajo explica que el preacuerdo permite prorrogar la aplicación de las medidas de flexibilidad que se han adoptado desde el comienzo de la crisis sanitaria al menos hasta el 30 de septiembre, prorrogando también las medidas de protección del empleo futuro, reparto de dividendos y transparencia fiscal que traen aparejadas.

En los denominados sectores ultraprotegidos, las empresas tendrán exoneraciones diferentes en los casos de trabajadores en suspensión de empleo frente a los que se activen en un contexto de mayor recuperación que en meses anteriores.

Con el objetivo de incentivar la activación de empleo, en esta ocasión se incluyen unas exoneraciones mayores para los casos de los trabajadores que se reincorporen a la actividad: del 95% para las empresas con menos de 50 trabajadores y del 85% para las que tienen 50 o más en los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Cuando mantengan a los trabajadores suspendidos, habrá una exoneración del 85% en junio, julio y agosto y del 70% en septiembre si la empresa tiene menos de 50 trabajadoras.

En el caso de contar con 50 trabajadores o más, las exoneraciones serán del 75% en junio, julio y agosto y del 60% en septiembre.

Se han incluido en este listado aquellas empresas cuya CNAE entre finales de abril de 2020 y finales de mayo han recuperado la actividad en porcentaje inferior al 75% y tengan un porcentaje de afiliados cubiertos por los ERTE igual o superior al 15%.

Limitación e impedimento

Por su parte, los ERTE por limitación de su actividad se verán prorrogados con un nuevo esquema de exoneraciones: si la empresa tiene menos de 50 trabajadores, será del 85% en junio y julio, y del 75% en agosto y septiembre. Si la empresa tiene 50 trabajadores o más, la exención será del 75% en junio y julio y del 65% en agosto y septiembre.

Por su parte, las empresas que vean impedido el desarrollo de su actividad en los próximos cuatro meses en alguno de sus centros de trabajo como consecuencia de las restricciones administrativas para luchar contra la pandemia podrán solicitar un “ERTE de impedimento”.

Estas empresas tendrán una exoneración en sus cotizaciones a la Seguridad Social durante el periodo de cierre y hasta el 30 de septiembre 2021, que será del 100% de la aportación empresarial durante el periodo de cierre si tienen menos de 50 trabajadores y del 90% si tienen 50 trabajadores o más.

Actualmente hay alrededor de 558.000 trabajadores en situación de ERTE. Del total, unos 137.000 se encuentran en ERTE por limitación y cerca de 16.300, por impedimento. Del resto, poco más 233.000, se encuadran entre los sectores ultraprotegidos o vinculados a ellos.

Garantías de los ERTE

El sistema de ERTE vigente a partir del 1 de junio mantiene las características de flexibilidad del modelo anterior y se ajusta al ciclo de actividad del tejido productivo acorde con la evolución de la pandemia. Según explica el Ministerio de Trabajo, las condiciones de cierta incertidumbre y el restablecimiento de la actividad empresarial, en estos momentos asimétrica y sectorizada, exige mantener las medidas excepcionales previstas en las diferentes normas adoptadas desde el comienzo de la crisis sanitaria, todo ello sin perjuicio de la previsible y paulatina normalización de la situación sanitaria.

La norma dispone, para el colectivo de fijos discontinuos y aquellas personas que realizan trabajos fijos y periódicos que se repitan en fechas ciertas, la obligación de que las empresas procedan a su incorporación efectiva durante los períodos teóricos de llamamiento de las personas trabajadoras. En caso de que no puedan desarrollar su actividad en el periodo de llamamiento, se dispone su afectación por los expedientes de regulación temporal de empleo vigentes a fecha de entrada en vigor de esta norma o autorizados con posterioridad. El denominado contador a cero continuará vigente.

Los profesionales de las artes en espectáculos públicos que tuvieran derecho al acceso extraordinario a las prestaciones económicas por desempleo,  podrán continuar percibiéndolas hasta el 30 de septiembre de 2021. Esta prestación será incompatible con la realización de actividades por cuenta propia o por cuenta ajena, o con la percepción de cualquier otra prestación, renta mínima, renta de inclusión, salario social o ayudas análogas concedidas por cualquier Administración Pública.