Gestha ve «corta-pega» en el Plan de Control Tributario y pide mejorarlo en el trámite de la ley antifraude

Billetes euro
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) piden aprovechar la tramitación parlamentaria de la Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal que empieza en el Congreso para corregir y cubrir las «carencias» del Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2021 de la Agencia Tributaria, publicado en el BOE.

Los técnicos lamentan que la mayoría de las directrices sean un «corta-pega» de años anteriores, aunque reconocen «puntos fuertes» en algunas novedades significativas, como la apuesta por una mayor vigilancia de las grandes fortunas que fingen vivir en territorios con baja o nula tributación, la vigilancia del comercio electrónico, la ampliación de los borradores de IVA o el lanzamiento de una nueva herramienta para predecir errores cometidos por los contribuyentes en anteriores declaraciones de la renta.

También destacan que la AEAT realizará una mayor colaboración judicial que prestan mayoritariamente los técnicos de Hacienda en peritajes y auxilio judicial para los delitos fiscales y otros delitos económicos.

Como en años anteriores, Gestha critica que este Plan de Control Tributario tampoco especifique el grado en que se ejecutarán las nuevas directrices, cuyo logro completo cree que requeriría reforzar al menos «tres puntos débiles».

UN CUERPO SUPERIOR PARA INYECTAR 6.200 MILLONES
En concreto, se refiere al número creciente de bajas por la jubilación de las personas nacidas en el ‘baby boom’ en los próximos años, por lo que reclama la incorporación de entre 15.000 y 17.500 nuevos efectivos hasta 2027, hasta que España se equipare a la plantilla media ponderada de las administraciones tributarias de los países de la UE-27 y de la zona euro-19.

Asimismo, subraya la falta de competencias del 83% de los actuales funcionarios del grupo A que tienen limitadas sus competencias para investigar a los pequeños o muy pequeños contribuyentes.

Por ello, reitera que la creación de un Cuerpo Superior Técnico de Hacienda (CSTH) reduciría el fraude y mejoraría la gestión del gasto inyectando en esta legislatura 6.200 millones de euros adicionales al Tesoro Público, con un coste de apenas 18,2 millones de euros, un 1% de los gastos de personal correspondientes al Ministerio de Hacienda.

El último «déficit» del Plan de control que Gestha remarca es la inexistencia de estudios oficiales que cuantifiquen periódicamente su evolución por territorios, sectores y tributos más vulnerables frente al fraude y la evasión.

A su juicio, estas tres medidas son de «vital importancia» para reducir hasta la mitad la economía sumergida, que en España actualmente asciende al entorno del 25% del PIB, que provoca un agujero de 38.000 millones de euros en las arcas del Estado por la mayor evasión española respecto de la evasión media europea del 16%.

El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, confía en que el proyecto de ley lucha contra el fraude fiscal incorpore estas tres medidas para reforzar el Plan Anual de Control Tributario, que ve «incompleto y poco realizable en sus directrices generales».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA