Garamendi justifica la fuga de empresas por los impuestos “a la carta”

Impuestos

Garamendi justifica la fuga de empresas por los impuestos “a la carta”

"Cuando las empresas que están globalizadas ven espacios, tienen que ir hacia ellos".

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, tras la firma del acuerdo para la subida del SMI

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha advertido este viernes de que cuando los impuestos son «a la carta», las empresas «tienen el derecho de buscar los espacios adecuados», al ser preguntado por las declaraciones de ayer del consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, en las que aseguraba que la compañía tiene otras alternativas si en España no se garantiza estabilidad para invertir.

«Cuando las empresas que están globalizadas ven espacios, tienen que ir hacia ellos», ha indicado Garamendi, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, en las que ha alertado de que cuando hay «inseguridad jurídica y hay inestabilidad regulatoria», los directivos, como Josu Jon Imaz, dicen «lo que tiene que decir como alto ejecutivo de una compañía».

«Las compañías son de sus accionistas, invierten y tienen que ser retribuidos. Cuando vemos impuestos a la carta, que generan una inestabilidad total y son impuestos porque sí, las empresas tienen el derecho de buscar los espacios adecuados», ha indicado Garamendi.

Asimismo, el líder de la patronal ha afirmado que hay millones de españoles que tienen sus ahorros depositados en empresas españolas y que son «dueños» de dichas empresas, y ha lamentado que parece que es «pecado mortal» que esos señores tengan derecho a que crezcan esas acciones, a que tengan un valor o a cobrar un dividendo.

«Está demonizado que las compañías ganen dinero para invertir, para hacer I+D+i». Parece que el gobierno de turno tiene que decidir si una compañía gana mucho o poco», ha criticado Garamendi, quien ha asegurado que le encantaría que hubiera «un Íbex 500».

Por otro lado, el presidente de la CEOE ha indicado que si el Gobierno dejara «tranquilas» las cotizaciones sociales y no las subiera, los salarios «subirían», y ha señalado que aunque parece que todo va muy bien, «podría ir mejor».

En este sentido, el líder de CEOE ha defendido la importancia de la industria en España y ha lamentado que haya perdido este año casi 70.000 empleos, a pesar de que se trata de una actividad «clave» de la economía.

RECHAZO LEY AMNISTÍA

En materia política, Garamendi ha reiterado su rechazo a una posible ley de amnistía para los líderes independentistas y ha recordado que la CEOE representa a más de dos millones de empresas y a más de dos millones de autónomos. «Creemos en el Estado de derecho, en la Constitución y en la monarquía parlamentaria», ha subrayado, tras afirmar que la ley «no es un chicle».

«La amnistía no encaja en el sistema legal español. Es olvido, viene de amnesia», ha advertido Garamendi, que ha pedido estabilidad y grandes acuerdos entre los grandes partidos. «No tiene sentido que estén mandando en este país los extremos, que son muy poquitos», ha reiterado.

Más información