Fin a la huelga en el doblaje: los actores firman un nuevo convenio tras 50 jornadas de paros

Micrófono
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Queremos actualizar el convenio que tenemos, porque desde 1993 no se ha vuelto a hacer nada”. Esta ha sido la principal reivindicación que se ha lanzado en las 50 jornadas de huelga que han protagonizado los artistas de doblaje de Madrid. Y, tras más de un año de negociación con la patronal, los dobladores han conseguido la firma de un nuevo convenio colectivo.

Los sindicatos de artistas de doblaje de Madrid, ADOMA, CCOO, LOCUMAD y UGT, han logrado firmar un nuevo convenio con las empresas que representan a la patronal del sector de doblaje y sonorización de Madrid. Un acuerdo que ha llegado “tras casi 50 jornadas de huelga” y después de vivir esta misma situación en 2014.

Y es que para entender el origen del conflicto es necesario mirar atrás: los actores y actrices de doblaje de Madrid, como ha recordado CCOO, “se regulaban por un convenio de 1993 que nunca pudo ser renovado al desaparecer la asociación empresarial”. Desde esa fecha, y tras 19 días de huelga, los trabajadores consiguieron en 2014 un pequeño parche: firmaron un convenio para la Comunidad de Madrid “con duración de un año y con el compromiso de la patronal de iniciar la negociación de un nuevo convenio”.

Unas rondas de contactos que se iniciaron “a finales de 2015”; año y medio después, se ha logrado firmar el II Convenio, que tendrá una vigencia desde el 1 de enero de 2016 hasta el próximo diciembre de 2019. “Contempla una importante subida salarial”, ha celebrado CCOO. Según lo acordado, el aumento se cifrará en el 3,5% para el año 2017; 2,5% para el año 2018 y el incremento automático del IPC de 2018 como subida para el año 2019.

De la misma manera, el nuevo convenio contará con la recuperación del número de líneas de take (el take, según el sindicato, es la unidad resultante del pautado del guión, que consiste en una distribución reglamentaria en líneas) que ahora se cifrará en ocho líneas, cuando hasta la fecha “era de nueve líneas, lo que también supone un incremento salarial para los trabajadores”. Además, el acuerdo también ha recogido en su punto cuarto, la creación de una comisión paritaria que abordará temas tales como pagas extras, vacaciones e indemnizaciones, “que todavía no cuentan con una cobertura en el convenio colectivo”.