FCC asalta los 9 euros a bordo de la macroemisión de bonos de su filial de aguas

Empleados de Aqualia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

FCC navega alcista hasta superar la cota de los 9,00 euros por acción tras anunciar una abultada emisión de bonos respaldada por su filial de gestión de aguas. Aqualia aúpa la cotización del grupo de infraestructuras con avances de hasta el 1,5% en Bolsa en esta sesión de martes.

La compañía controlada por Carlos Slim, pero en cuya presidencia se mantiene Esther Alcocer Koplowitz, ha comunicado al supervisor que da inicio a una gira con inversores para tantear el apetito del mercado en torno a una emisión que sitúa en el entorno de los 1.350 millones de euros. Estos bonos buscarían dueño en plena oleada de rumores sobre la continuidad que el Banco Central Europeo (BCE) dará continuidad a los tipos de interés oficiales en mínimos históricos.

Esta emisión de bonos se enmarca en el proyecto de refinanciación del grupo, que ha tomado una mayor velocidad de crucero desde que Slim ha tomado las riendas del proceso. Actualmente, el grupo soporta el peso de unos 3.850 millones de euros de deuda, cuya refinanciación en grueso fue acordada el pasado mes de marzo con los bancos acreedores.

A la espera de conocer el apetito del mercado, la compañía estima que los nuevos papeles de deuda tendrán una vigencia de entre cinco y diez años, a cuyo término se produciría el vencimiento de los mismos y el pago de su cupón. Esta sería la jugada definitiva en una ruta que comenzó el año pasado, ejercicio en el que gracias también en activos no estratégicos se redujo en un 34,3% el endeudamiento de su balance.

En esta senda, la compañía ha conseguido que esta emisión pendiente de cierre goce de una calificación de grado de inversión por parte de la agencia Fitch, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV). En esta misma línea, la vuelta a beneficios y la generación de Ebitda son los requisitos que la compañía se ha fijado para el regreso al reparto de dividendo, que permanece suspendido desde el año 2013.