Facua logra que Movistar devuelva 565 euros a un vallisoletano al que cobró durante ocho años pese a no ser ya cliente

Móvil con redes sociales
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Facua Castilla y León ha logrado que la compañía Movistar devuelva a un vecino de Medina del Campo (Valladolid) un total de 565 euros en concepto de las cantidades que le facturó a lo largo de ocho años pese a no ser ya cliente.

Andrés C.R., residente en Medina del Campo, mantenía contratado desde 2010 el servicio de telefonía fija, internet y dos líneas de móvil con Movistar. Sin embargo, en 2012 decidió realizar una portabilidad de todas las líneas a otra compañía, con la que ha permanecido desde entonces.

Para su sorpresa, en noviembre de 2019 descubrió que Movistar le había seguido cobrando 9 euros mensuales a pesar de no tener desde el año 2012 ningún contrato con la compañía.

El usuario contactó entonces con la compañía para preguntar a qué se debía el cobro de dicha cantidad, pero la empresa únicamente le indicó que le daban de baja de cualquier servicio que pudiera seguir teniendo con ellos y que dejarían de enviarle más recibos.

Sin embargo, en diciembre del mismo año volvieron a emitirle una nueva factura de 9 euros. En total, le habían cobrado 565 euros durante todos esos años.

Ante esta situación, el afectado, tal y como explilca Facua a través de un comunicado recogido por Europa Press, decidió acudir a la asociación de consumidores para que ejerciera acciones en defensa de sus derechos.

El equipo jurídico de la asociación se dirigió a Movistar para instarle a que devolviera los 565 euros al usuario, ya que desde 2012 no mantenía ninguna relación contractual con la empresa que justificara dichos recibos.

En el escrito, FACUA Castilla y León recordaba que el artículo 3 del Real Decreto 899/2009, de 22 de mayo, por el que se aprueba la carta de derechos del usuario de los servicios de comunicaciones electrónicas, establece como derecho de los usuarios, entre otros, «celebrar contratos y a rescindirlos, así como a cambiar de operador de forma segura y rápida, con conservación del número telefónico».

La Administración declaró improcedente el cobro

En su respuesta, Movistar se limitó a indicar que procedería a devolver las tres últimas cuotas facturadas, pero que no reintegraría el resto bajo el pretexto de que «el cliente debe presentarnos la correspondiente reclamación en el plazo de un mes desde el momento en que se tenga conocimiento del hecho causante», señalando que no existió reclamación alguna hasta noviembre de 2019.

Facua Castilla y León decidió dirigirse entonces a la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones de la Secretaría de Estado para el Avance Digital, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, para que instara a Movistar a devolver los 565 euros íntegros.

Finalmente, la SEAD ha estimado la reclamación de Facua Castilla y León y ha declarado improcedente el cobro de dichos cargos. En la resolución, el organismo reconoce el derecho del reclamante a obtener la baja inmediata en el servicio no solicitado, así como a no abonar las facturas que pueda haber emitido Movistar.

El afectado ya ha recibido los 565 euros.