Europa pone freno a la competencia desleal de las empresas chinas

Trabajadores de una fábrica en China
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles impulsar nuevas leyes antidumping que sirvan para defender los empleos y la industria de la UE frente a la ‘competencia desleal’ que practican terceros países. El ejemplo más significativo es la intromisión del Estado chino en las empresas de su propio país – provocando el abaratamiento de la producción – que afectan a diversos sectores de la economía.

El dumping es una práctica comercial que consiste en vender un producto por debajo de su precio normal, o incluso por debajo de su coste de producción, con el fin inmediato de ir eliminando las empresas competidoras y apoderarse finalmente del mercado.

Las pequeñas y medianas empresas nacidas en la UE, así como muchas grandes, consideran que muchas empresas chinas practican este tipo de competencia desleal al recibir apoyo económico de su propio Estado, lo que abarata la producción y, consecuentemente, el precio de mercado.

Para poner fin a esa práctica que afecta principalmente a los mercados del acero, aluminio, bicicletas, cemento, químicos, cerámicos, cristal, papel y paneles solares, el Parlamento Europeo ha decidido dar ‘luz verde’ a una serie de medidas.

Medidas contra el dumping

El impacto social y medioambiental será tenido en cuenta a la hora de decidir las medidas antidumping.

La Comisión Europea deberá vigilar la situación en los países exportadores. Las empresas de la UE podrán usar esos informes para presentar reclamaciones.

Las empresas de la UE no tendrán que presentar evidencias adicionales a los procedimientos ya vigentes para demostrar que sus rivales incurren en dumping.

Las pequeñas y medianas empresas recibirán ayuda si participan en un procedimiento.

Todas las partes implicadas, en particular los sindicatos, podrán contribuir a la adopción de decisiones sobre medidas de defensa comercial.

Protección del empleo

El objetivo, según apunta el Parlamento Europeo, es proteger el empleo y las empresas comunitarias frente a las importaciones que se benefician de precios bajos gracias a la intervención estatal en la economía.

La Cámara ha respaldado el acuerdo informal alcanzado con el Consejo el pasado 3 de octubre gracias a los 554 votos favorables, 48 en contra y 80 abstenciones que ha obtenido.

Las nuevas normas entrarán en vigor tras la adopción formal por parte del Consejo y una vez publicadas en el Diario Oficial de la UE.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA