Europa despeja el camino al fondo de recuperación gracias a un acuerdo para el presupuesto

Monedas de euro sobre la bandera de la UE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Se despeja el horizonte para el mayor presupuesto de la historia de la Unión Europea. El acuerdo entre el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión Europea se alcanzó ayer después de muchas semanas de tensiones entre los tres principales órganos de gestión y control de la Unión Europea. El camino quedó despejado hace unos días cuando se logró una fórmula para que sea condición necesaria para recibir fondos comunitarios respetar el estado de Derecho. Hungría ya ha avanzado que podría bloquear el acuerdo que le afecta directamente.

El acuerdo, logrado bajo la presidencia alemana, prevé movilizar 1,7 billones de euros del Marco Financiero Plurianual, el presupuesto para el período 2021-27, y 750.000 millones del Fondo de Recuperación, destinado específicamente a enfrentarse a la situación económica generada por la pandemia. Italia y España serán los países que recibirán las cantidades más importantes, parte mediante préstamos y parte a fondo perdido. Nunca ante la UE había decidido financiarse endeudándose en los mercados.

La propuesta había sido aprobada en el Consejo de julio tras larguísimas negociaciones que ocuparon cinco jornadas, pero para su formulación definitiva necesitaba la revisión del Parlamento Europeo. Tras muchas tensiones durante las últimas semanas por la urgencia del asunto finalmente se ha logrado un acuerdo.

Ahora serán los parlamentos nacionales los que decidan si aprueban la propuesta final porque implica ampliar la aportación de cada estado al presupuesto europeo.

En el acuerdo se prevé adelantar a 2021 y 2022 las aportaciones del Fondo de Recuperación destinados a las zonas rurales por un importe aproximado de 8.000 millones de euros.

Si todo va tan rápido como creen en Bruselas el Marco y el Fondo deberían estar en vigor a 1 de enero y las cantidades previstas en los mismos para ayudar a los estados miembros podrían comenzar a llegar a partir del mes de febrero. Si el proceso se interrumpe porque algún país retrasa o bloquea la aprobación, la financiación prevista tardará unos meses más en llegar.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA