Estoy en ASNEF: ¿se puede pedir un préstamo?

Préstamos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La vida da muchas vueltas y, de un día para otro, podemos pasar de estar en una situación de solvencia económica a aparecer en una lista de morosos. El ingreso en estos ficheros es muy simple; unos pocos recibos sin pagar pueden poner nuestro nombre en ASNEF o RAI, los ficheros de deudores más conocidos en España. El problema viene cuando se intenta salir de estos registros. Para hacer desaparecer nuestra ficha es preciso saldar la deuda y no siempre es posible conseguir el dinero. ¿Qué hacer entonces?, ¿a quién recurrir?

Conseguir dinero en préstamo cuando se figura en una lista de morosos puede resultar complicado, pero existen alternativas viables. Aunque las entidades bancarias tradicionales cierran las puertas a esta tipología de cliente, existen otras fórmulas de financiación que pueden aportar una vía de solución: solicitar un crédito rápido online.

Las empresas de préstamo por internet se han convertido en una tabla de salvación para miles de particulares en situación de dificultad. Gracias a esta alternativa financiera, multitud de personas han podido solicitar préstamos con ASNEF y hacer frente a sus deudas.

Requisitos para solicitar un crédito con ASNEF

Cada empresa de préstamo trabaja con sus propios parámetros, pero, en general, los requisitos y condiciones para acceder a un crédito rápido con ASNEF son bastante sencillos. El experto en finanzas Alex Melero recomienda Crédito Particular (referente en el mercado del préstamo online): «no se exigen nóminas ni avales, lo único que se pide es tener una propiedad«. La propiedad se convierte en garantía y facilitará que el solicitante pueda acceder a un préstamo con ASNEF sin nómina a partir de a 6.000 euros.

Con ese dinero, el cliente podrá realizar los pagos que estime oportunos para salir de ASNEF, pero también podrá acceder a otros deseos, como remodelar la casa, adquirir un vehículo o comprar una plaza de garaje. ¿Y dónde está el límite? La cantidad máxima en préstamo dependerá del valor de la propiedad en garantía. En concreto, será el equivalente al 20% de esa propiedad. Por ejemplo, si tenemos una casa valorada en 100.000 euros, el préstamo máximo sería de 20.000 euros.

A diferencia de otras entidades bancarias, en las que se suele exigir la titularidad del inmueble, en los créditos rápidos con ASNEF la casa puede estar a nombre de un familiar o un amigo. Lo único que se exige es que esté libre de cargas, es decir, no puede estar sujeta a una hipoteca pendiente de pago.

Los préstamos rápidos con ASNEF no precisan ninguna garantía adicional. Al contar con el aval de una propiedad se formalizan ante notario, lo que da a la operación un carácter 100% legal. Las empresas de crédito nunca investigan el historial económico del cliente ni piden explicaciones del porqué de su situación de morosidad; simplemente se concentran en buscar una solución financiera que satisfaga a ambas partes y que aporte una tranquilidad definitiva al cliente.

Servicio personalizado

Las condiciones de financiación y los plazos de devolución del préstamo se establecen de mutuo acuerdo entre el cliente y la empresa. En todo momento, el solicitante conoce los porcentajes que se le van a aplicar y es libre de aceptar o no. En Crédito Rápido el periodo máximo de devolución es de 15 años y el mínimo de un mes. Siempre hay la posibilidad de cancelar el préstamo de forma anticipada.

¿Cómo se cae en ASNEF?

El organismo oficial de ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) se creó en 1957 con la finalidad de defender los intereses de sus asociados, entre los que se encuentran bancos, cajas de ahorro y empresas de diferentes sectores. ASNEF es propietaria de un fichero que permite a sus miembros consultar los datos del solicitante de un crédito, a fin de determinar si es solvente o no desde el punto de vista económico. El fichero tiene un apartado especial dedicado a las empresas que, además de impagos, incluye posibles incidencias de carácter judicial, reclamaciones de organismo públicos como Hacienda o Seguridad Social, etc.

Caer en ASNEF es relativamente sencillo. Por ejemplo, cuatro impagos consecutivos de un recibo de la luz pueden hacer que la compañía notifique nuestros datos a ASNEF y nos incluyan en la lista. Pero a veces la incidencia que provoca el ingreso es mucho menor. Se han dado caso de personas incluidas en el fichero por deudas muy pequeñas. Todo depende del criterio de las empresas, ya que no existen una cantidad mínima.

¿Cómo se puede comprobar si estamos en un fichero de morosos?

Antes de que una empresa incluya a un cliente en las listas de ASNEF o RAI debe avisar de sus intenciones y dar un plazo para que el interesado salde su deuda. Además, debe informar del alta en el registro en un plazo máximo de 30 días. En cualquier caso, el interesado puede consultar sus datos de forma gratuita hablando directamente con ASNEF o RAI.

Los datos del fichero de morosos solo los pueden ver las empresas y entidades asociadas al servicio. En ningún caso estarán a la vista del público en general.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA