Estos son los impuestos que plantea subir Podemos para recaudar 11.500 millones

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Unidos Podemos quiere subir los impuestos para recaudar 11.500 millones de euros más. Así se recoge en los presupuestos alternativos a las cuentas del Estado para este 2018 que el grupo parlamentario ha presentado este lunes en Madrid. Pablo Iglesias y los suyos han dado este paso ante la actual situación de parálisis que existe en torno a estas cuentas por la falta de apoyos que tiene el Gobierno de Mariano Rajoy para aprobarlas.

En el documento ‘Cuentas para un nuevo país’ el grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú-En Marea sostiene que tras alcanzar el objetivo de déficit del 3% en 2017 no hay motivos para seguir esta senda hasta el 2,2%, tal y como sostiene el Ejecutivo del PP y, entre otras cosas, aboga por subir los impuestos. En concreto, defiende una fiscalidad verde, con la que se recaudaría 1.650 millones de euros, y un impuesto de “solidaridad” sobre las grandes fortunas (1.000 millones) junto al que se eliminaría el régimen actual de las sicav.

A esto hay que sumar, según Unidos Podemos, la creación de un recargo de “solidaridad” sobre los beneficios de la banca, que se concretaría en un incremento de 10 puntos porcentuales del tipo impositivo pagado por los bancos en el impuesto de sociedades. De esta manera, “se impulsa la aplicación inmediata a nivel nacional del impuesto sobre transacciones financieras”. Con esta medida se lograrían otros 1.000 millones.

Por otra parte, este grupo pide aumentar el gravamen sobre las rentas del capital en el IRPF. “Estas rentas mantienen un gravamen inferior a las rentas del trabajo, que resulta doblemente regresivo, dado que los ingresos del ahorro suponen un porcentaje mayor de la renta familiar conforme esta es más elevada”, aseguran los ‘morados’. Esto supondría recaudar otros varios cientos de millones.

También se eliminarían los beneficios fiscales de carácter más regresivo, como por ejemplo las desgravaciones de los grandes grupos empresariales en el impuesto de Sociedades, “o la que sirve en el IRPF para incentivar los planes de pensiones privados”.

En cuanto al IVA, Unidos Podemos aboga por “más progresividad” en este impuesto y lo bajarían al 4% los bienes culturales y los de primera necesidad y al 10% los suministros básicos.

Para terminar, en su propuesta se incluye el destope de las cotizaciones de la Seguridad Social, que aportaría 7.250 millones, y la eliminación de las bonificaciones (1.700 millones).

“España necesita una política tributaria que permita asegurar unos ingresos suficientes para financiar los servicios públicos fundamentales e incrementar el potencial redistributivo de las transferencias sociales”, sostiene el grupo parlamentario en estos presupuestos alternativos a los del PP.