Estas son las ciudades de España en las que los ingresos familiares no dan para comprar un piso

Una mujer echa un vistazo a las ofertas de una agencia inmobiliaria

Comprar un piso en España no es tan fácil como algunos pueden pensar, y más teniendo en cuenta las últimas cifras de concesión de hipotecas. En algunas de las principales ciudades del país los ingresos reales de las familias no son suficientes para afrontar la adquisición de una vivienda media. Estas son las zonas más afectadas por este fenómeno.

Según Idealista, San Sebastián es la capital con el mayor desequilibrio entre los actuales ingresos medios de los hogares (45.031 euros/año) y la ganancia teórica necesaria (62.891 euros/año) para poder pagar la cuota hipotecaria de una vivienda tipo piso por 437.000 euros, el precio mediano de la oferta en la ciudad en el marketplace inmobiliario del sur de Europa.

Este portal inmobiliario ha analizado el mercado de la vivienda por capitales de provincia en el último trimestre (el precio mediano de todos los pisos anunciados en ese periodo en la plataforma). Tras esto, ha publicado un estudio en el que ofrece los ingresos familiares anuales necesarios para comprar una vivienda, calculados a partir de una hipoteca fija al 1,19% a 30 años, aportando el 20% del precio como entrada, teniendo en cuenta también el descuento de negociación por zonas, y manteniendo el criterio de los principales organismos económicos que aconsejan destinar, como máximo, un tercio de los ingresos a los gastos destinados a la vivienda.

Tras San Sebastián se sitúan Palma, Barcelona, Madrid o Bilbao. En todas ellas hace falta que cada hogar ingrese más que ahora para poder hipotecarse sin grandes cargas. Así, en la capital balear, los 45.000 euros al año de ingresos medios por hogar no llegan para afrontar la hipoteca de un piso de 345.000 euros de media. El salario por hogar teórico ascendería a 49.463 euros/año, un desequilibrio menor que en San Sebastián.

En Barcelona, por su parte, los ingresos reales por hogar son de 38.413 euros anuales, y deberían ascender a unos 47.413 euros/año para solo destinar un tercio de ellos a la hipoteca.

“Madrid es entre estas ciudades la que cuenta con un menor desequilibrio”, afirma. Según el estudio de idealista, el ingreso teórico anual debería subir hasta los 44.122 euros y está en los 42.824 euros.

Este ‘top cinco’ lo completa Bilbao. El ingreso medio por hogar en esta ciudad llega a los 34.824 euros/año, mientras que los cálculos para una cuota hipotecaria asequible deberían ascender hasta los 40.004 euros anuales para una vivienda mediana de 280.000 euros.

Por su parte, en el resto de capitales de provincia, el pago de la cuota hipotecaria de la vivienda supone “un gasto más equilibrado, en mayor o menor medida, dentro de la idea de destinar un tercio de los ingresos de los hogares al pago de los gastos de la vivienda, y con los criterios aplicados para el cálculo de la cuota hipotecaria”.