España escapa del tijeretazo del FMI a las previsiones económicas para 2019

Sede del FMI
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha aprovechado la antesala del Foro Económico Mundial que arranca mañana en Davos (Suiza) para alertar de que el crecimiento económico mundial se está desacelerando por la guerra comercial entre EEUU y China. La desaceleración es especialmente patente en las economías avanzadas en general y la eurozona en particular, si bien España logra escapar del recorte de previsiones para este año.

En su informe de ‘Perspectivas Económicas Globales’, la institución que dirige Christine Lagarde ha recortado hoy sus previsiones del crecimiento mundial para 2019 y 2020: si en 2018 el PIB habría crecido un 3,7% (misma cifra que en las previsiones de octubre), para este año el crecimiento sería del 3,5%, y para 2020 del 3,6%, dos y una décima menos que en la anterior estimación, respectivamente.

Aunque las revisiones a la baja “son modestas”, reconoce el FMI, “están aumentando los riesgos de correcciones a la baja más significativas”. “Si bien los mercados financieros en las economías avanzadas parecieron estar desconectados de las tensiones comerciales durante gran parte de 2018, se han entrelazado más recientemente, endureciendo las condiciones financieras y aumentando los riesgos para el crecimiento mundial”.

El FMI revisa a la baja sus previsiones para las economías avanzadas, debido especialmente a la eurozona, donde la mayor revisión es para Alemania, debido a las dificultades de producción en la industria del automóvil y a la menor demanda externa. El PIB de la mayor economía del bloque común habría crecido un 1,5% en 2018, y se desacelerará a un 1,3% en 2019, aunque para 2020 el crecimiento se recuperará hasta el 1,6%.

También una revisión a la baja para Italia debido al círculo vicioso entre el riesgo soberano y la banca, con un crecimiento del 1% en 2018, de un 0,6% en 2019 y de un 0,9% en 2020. España, sin embargo, escapa de los recortes del FMI para este año y el siguiente. La institución espera un crecimiento del PIB el pasado año del 2,5% (una décima menos), mientras que este año la economía crecerá un 2,2% y en 2020 un 1,9%. En Francia el crecimiento estimado es del 1,5% en 2018 y 2019 y un 1,6% en 2020.

Al otro lado del Atlántico, en EEUU se mantiene el pronóstico de una desaceleración con el fin del estímulo fiscal. De acuerdo con la institución que dirige Christine Lagarde, el PIB creció un 2,9% en 2018, y en 2019 y 2020 crecerá un 2,5% y un 1,8%, respectivamente.

En todas las economías avanzadas, el FMI prevé que el crecimiento se desacelere del 2,3% en 2018 al 2% en 2019 y al 1,7% en 2020.