España entre los países que más inversión ‘verde’ presenta a Bruselas en su plan de recuperación

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en declaraciones a los medios de comunicación a en Bruselas - Foto: European Council

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

España es uno de los países de la UE con más gasto ‘verde’ en los planes nacionales de recuperación debido a la pandemia de la Covid-19 que recibirá la Comisión Europea, cuya fecha límite oficial para presentar en Bruselas concluye este viernes, pero algunos Estados retrasarán su entrega al Ejecutivo comunitario.

Así se desprende de un análisis realizado por el Green Recovery Tracker, que agrupa a expertos en cambio climático del Instituto Wuppertal para el Clima, el Medio Ambiente y la Energía (Alemania) y el E3G (con sede en Berlín, Bruselas, Londres y Washington).

El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE canalizará 672.500 millones de euros en préstamos y subvenciones a los países comunitarios para ayudarles a salir de la crisis del coronavirus. El verano pasado, los líderes de la UE acordaron que los planes deben incluir al menos un 37% de gasto para la transición hacia una economía más ecológica.

El análisis del Green Recovery Tracker se centra en 14 planes nacionales de recuperación de países de la UE y en las próximas semanas se añadirán más a la lista.

Por el momento, Finlandia es el país que aporta la mayor cuota de gasto a políticas verdes en su plan de recuperación (42%), por delante de Bélgica (34%) y España (31%).

Detrás están Eslovaquia (30%), Letonia (29%), Bulgaria (27%), Estonia (25%), Rumanía (24%), Francia (23%, incluidas las medidas financiadas con cargo al presupuesto nacional), Chequia (22%), Alemania (22%, incluidas las medidas financiadas con cargo al presupuesto nacional), Portugal (19%), Polonia (18%) y Eslovenia (5%).

“RIESGOS SIGNIFICATIVOS”

El análisis combinado de las medidas de esos 14 países analizados muestra una cuota de gasto verde de un 24% en sus planes de recuperación (con un montante de 68.000 millones del total de 422.000 millones de euros), por lo que, según el Green Recovery Tracker, en conjunto “no están a la altura de las ambiciones de ‘reconstruir mejor’”.

Además, los expertos ven “riesgos significativos” de que “las medidas que parecen ecológicas a primera vista acaben apoyando los combustibles fósiles” y de que “muchos planes incluyan medidas que no están alineadas con la transición ecológica”.

De hecho, indican que 106.000 millones de euros (un 25% del total) del gasto potencial reflejado en los planes analizados podrían ser positivos o negativos en términos climáticos dependiendo de cómo se inviertan.

Los expertos explican que, según su metodología, el proyecto de plan de recuperación de España alcanza una cuota de gasto verde del 31%, por debajo del 37% de referencia de la UE. Además, encuentran que un 17% (12.100 millones de euros) puede tener un impacto positivo o negativo en la transición verde dependiendo de la aplicación de las medidas pertinentes.

“Los próximos dos meses presentan una importante prueba de credibilidad para la Comisión. Es imperativo que la Comisión controle adecuadamente los planes y garantice que los hitos y los objetivos establecidos en los próximos meses proporcionen claridad sobre dónde se utilizará exactamente la financiación de recuperación”, apuntan los expertos.

Entre los ejemplos de medidas de los planes que no se ajustan a la transición ecológica figuran 3.200 millones de euros en Polonia para la eficiencia energética que pueden utilizarse para apoyar las calderas de gas y 244 millones de euros en Bulgaria y 600 millones de euros en Rumanía para infraestructuras de gas fósil y sin un claro potencial de uso para el hidrógeno verde.

«Las promesas climáticas de los líderes europeos carecerán de sentido si los planes de recuperación de los Estados miembro no son verdaderamente transformadores y canalizan los fondos hacia proyectos que aceleren la transición hacia una UE climáticamente neutra. Estamos endeudando a nuestros hijos, y por su bien debemos invertir bien para un futuro sostenible, para que la economía europea sea competitiva. Nuestra credibilidad, nuestra economía y nuestro liderazgo, dependen de ello», apuntó Laurence Tubiana, directora de la Fundación Europea del Clima y ‘arquitecta’ del Acuerdo de París.

VALORACIÓN DE ESPAÑA

Según Mikel González, profesor de investigación de BC3 (Centro Vasco de Cambio Climático), los resultados del Green Recovery Tracker para España son “positivos y alentadores”. “Aun así, debemos seguir insistiendo en que los combustibles fósiles no deben recibir ayudas públicas directas o indirectas y que, en todo caso, deben estar muy estrictamente condicionadas», añadió.

«España ha publicado un plan que promueve una de las recuperaciones más positivas, verdes, digitales y justas de Europa. El plan se centra en los empleos locales creados por la eficiencia energética en los edificios, la innovación y la transformación de la movilidad. También requerirá una fuerte colaboración público-privada e interterritorial para cumplir su visión positiva a muy corto plazo”, subrayó Peteer Sweatman, director general de Climate Strategy.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish