Escalada de tensión entre Reino Unido y Francia por la amenaza de sanciones

Emmanuel Macron y Boris Johnson en la cumbre del G7 en junio - Stefan Rousseau/PA Wire/dpa

Emmanuel Macron y Boris Johnson en la cumbre del G7 en junio - Stefan Rousseau/PA Wire/dpa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Reino Unido ha catalogado de «incendiarias» las últimas amenazas vertidas desde Francia a cuenta de la disputa sobre la pesca en el canal de la Mancha y ha advertido por boca de un ministro de que Londres no se quedaría parado en caso de que la espiral de tensiones aumentase.

«Los dos sabemos jugar a ese juego», ha advertido el ministro de Medio Ambiente, George Eustice, horas antes de que la titular de Exteriores, Liz Truss, se reúna con la embajadora francesa en Londres para trasladarle personalmente su malestar por los últimos incidentes.

El Ejecutivo de Francia ha puesto sobre la mesa una batería de posibles sanciones, entre ellas la prohibición de atraque de barcos británicos, como respuesta a la reducción de los permisos concedidos a pescadores galos para que faenen en aguas del Canal. París no descarta tampoco limitar el suministro eléctrico.

El bloqueo de un arrastrero británico que supuestamente operaba sin licencia ha alimentado la tensión, que podría dispararse aún más si no hay algún tipo de tregua antes del martes. Eustice ha confirmado en declaraciones a la BBC que trasladarán sus quejas también a la Comisión Europea.

El ministro británico ha alegado que solo «un pequeño número de barcos» franceses se han quedado sin permiso para operar en aguas de Jersey y ha sido «porque nunca antes habían tenido acceso» a ellas, una de las condiciones estipuladas para reconfigurar las relaciones comerciales tras el Brexit.

El primer ministro galo, Jean Castex, tendió la mano el jueves para negociar y Eustice ha apuntado este viernes que siempre hay «una puerta abierta», pero este último ha dejado claro que Londres se reserva «el derecho a responder» de una manera «proporcionada» a cualquier posible acción unilateral adoptada desde París.

Eustice ha sugerido también que podría haber una intencionalidad política en esta crisis. «Obviamente, hay elecciones próximamente en Francia, por lo que podría ser un factor en todo esto», ha señalado, en alusión a los próximos comicios presidenciales, en los que el actual inquilino del Elíseo, Emmanuel Macron, aspira a la reelección.

Macron y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, coincidirán este fin de semana en Roma con motivo de la cumbre del G20, a la que ambos están invitados.