ERC, Junts y la CUP alcanzan un pacto de “mínimos” para evitar una repetición electoral

Parlament de Catalunya

Parlament de Cataluña.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

ERC, Junts y la CUP han alcanzado un pacto 2de mínimos como base para desencallar el inicio de esta legislatura», lo que puede servir para intentar desbloquear las negociaciones para la investidura del candidato republicano a la Presidencia, Pere Aragonès, y la formación del Govern.

Lo han anunciado en un comunicado conjunto después de la reunión que han mantenido los tres partidos en el Parlament durante dos horas y de la que han salido juntos la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, el diputado de Junts Francesc Dalmases y la protavoz de la CUP en la Cámara catalana, Eulàlia Reguant.

Los tres partidos han pactado cuatro puntos que son muy parecidos a los que la CUP había puesto sobre la mesa al proponer esta reunión a tres bandas, recoge Europa Press.

En el primer punto ERC, Junts y la CUP apuestan por dar una respuesta a la crisis social y económica, y en el segundo “construir un muro de defensa de los derechos fundamentales y básicos que tienen un amplio apoyo por parte de la sociedad catalana y que no caben en el marco del Estado”.

En el tercer punto, los grupos han acordado convocar una primera reunión de trabajo para construir un “gran Acuerdo Nacional para la Autodeterminación que vaya más allá de los partidos políticos y que agrupe la amplia mayoría social del país favorable a la solución democrática que vive el país, con el compromiso inequívoco que desde el diálogo y el embate democrático al Estado se pueda alcanzar el ejercicio de la autodeterminación y la amnistía durante la próxima legislatura”.

Con esta fórmula, el comunicado recoge las dos estrategias que dividen a los partidos independentistas, ya que mientras ERC prioriza la vía del diálogo con el Gobierno central, Junts apuesta por la confrontación con el Estado.

El otro punto que han pactado es el de crear un espacio para debatir la estrategia independentista “más allá de la gobernabilidad”, que ha sido el principal escollo que ha bloqueado la negociación entre ERC y Junts.