ERC censura el papel de Borràs en el acto del 17-A: “No era el momento para ser coreada”

Marta Vilalta ERC

La secretaria adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, en una imagen de archivo. (Foto: Europa Press)

La secretaria adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha criticado el papel de la presidenta de Junts, Laura Borràs, en el acto de homenaje de los atentados del 17-A en Barcelona. “No era el momento para ser coreada ni para tener protagonismo”, ha afirmado, y ha defendido que el acto debía centrarse en las víctimas.

En una entrevista este viernes en Rac1 recogida por Europa Press, ha calificado de “falta de respeto y falta de empatía” que se rompiese el minuto de silencio por una protesta, y considera que no era el lugar para pedir explicaciones.

Preguntada por si cree que Borràs se equivocó al ir a saludar a los manifestantes después del acto, Vilalta ha respondido que “hubo comportamientos diferentes de otros representantes políticos”, con cuyas actitudes asegura sentirse más cómoda.

“Se debería hacer una reflexión del papel de cada uno y no querer ser protagonista en todo lo que pasa y sucede. Hay muchos momentos en que los protagonistas deben ser otras personas, este es un caso flagrante”, ha subrayado la dirigente republicana.

Borràs, que fue suspendida como presidenta del Parlament el 27 de julio, también criticó que quien representase a la Cámara en el acto fuese la vicepresidenta segunda, Assumpta Escarp (PSC-Units), y no la vicepresidenta primera, Alba Vergés (ERC), algo que Vilalta considera que es “querer hacer polémica y querer desviar la atención”.

La republicana ha aclarado que los miembros de la Mesa de ERC rechazarán la petición de reconsideración presentada por Junts sobre la suspensión de Borràs: “Debemos ser muy taxativos con cualquier sombra de duda. Si hacemos la vista gorda esto provoca alejamiento de la ciudadanía”.

Ha descartado que ERC esté dispuesta a ceder la vicepresidencia primera del Parlament en favor de Junts, y ha aclarado que han puesto sobre la mesa que Junts proponga “a otra persona para asumir las funciones de la Presidencia”, con el objetivo de que se cumpla el acuerdo de investidura, que fija que la Generalitat la presiden los republicanos y el Parlament, los de Junts.

Vilalta ha asegurado que aún no tienen ninguna propuesta de Junts sobre cómo proceder, y ha sostenido que mientras no haya nadie en la Presidencia, las funciones las ejercerá Vergés “con la máxima ejemplaridad”.

Sobre la posibilidad de que Vergés dimita para presentarse a las elecciones municipales de Igualada (Barcelona) y que se tuviese que votar a un sustituto para la vicepresidencia primera, la dirigente republicana ha dicho que “de momento esto no está sobre la mesa”.