Encierro de médicos en Madrid en plena huelga por la situación en la Atención Primaria

Médicos y pediatras arrancan un encierro simbólico para “visibilizar” el conflicto de la Atención Primaria y el “grave riesgo que supone su destrucción”.

encierro medicos

Médicos y pediatras de la Atención Primaria de la Comunidad de Madrid dan un paso más para “visibilizar” la situación en la que se encuentra este nivel asistencial. A la huelga que han retomado tras la ausencia de avances en la negociación con el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se suma ahora un encierro simbólico con el que denunciar, entre otras cosas, el “grave riesgo” que supone la “destrucción” de la Primaria.

Desde las 11 horas de este jueves médicos y pediatras de la región han iniciado un encierro con el que buscan “concienciar sobre la situación crítica” en la que está inmersa la Atención Primaria madrileña. Por el local de la Asociación Vecinal Manoteras se irán turnando profesionales sanitarios, que tendrán acceso a comida y harán actividades con los vecinos del barrio, así como con cualquier persona que se acerque.

“Lo importante es seguir visibilizando la situación de la Atención Primaria en la Comunidad”, ha explicado Ángela Hernández, secretaria general de AMYTS, quien ha recordado que hay un millón de ciudadanos en la región sin médico de familia o pediatra asignado. Es decir, cada vez que acude a la consulta le atiende uno distinto, sin las ventajas de que te vea un mismo profesional.

El comité de huelga todavía se encuentra a la espera de que el Gobierno regional responda a su petición de mediación por parte de médicos de reconocido prestigio para desbloquear el conflicto. “Desde el día 11 no hemos recibido ninguna cita para hablar y para dialogar”, ha lamentado Hernández, quien ha invitado a la presidenta Isabel Díaz Ayuso o al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, a pasarse por el encierro para hablar directamente con los médicos.

Según ha criticado, el responsable sanitario de la Comunidad no ha aparecido en ninguna de las reuniones ni la presidenta se ha interesado en hablar con los médicos y pediatras “para conocer de primer mano cuáles son sus problemas”.

Más información