En Ciudadanos creen que Roldán intentará suceder a Rivera si hay “debacle” el 10-N

Antonio Roldán, diputado por Ciudadanos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Algunos dirigentes de Ciudadanos sospechan que Toni Roldán pretende regresar a la primera línea política tras el 10-N para tratar de suceder a Albert Rivera si el partido naranja sufre la debacle que pronostican la mayoría de las encuestas.

Lo desvela hoy vozpopuli.com, después de constatar que el ex portavoz económico de Rivera sigue poniendo de los nervios a Ciudadanos. Dice este digital que n medio de la sangría de votos que apuntan la mayoría de las encuestas, en Ciudadanos hay algunos dirigentes que sospechan que el que fuera jefe de la oficina económica pretende regresar a la primera línea política tras el 10-N si el partido sufre una debacle y Rivera decide echarse a un lado.

Recuerda vozpopuli.com que Roldán abandonó en junio sus cargos dentro del partido así como su acta de diputado en el Congreso, y acaba de poner en marcha un ‘think tank’ en la escuela de negocios de ESADE y que en la presentación de este proyecto dijo que se apartaba de la política “absolutamente”, pero hace notar que “sin embargo, Roldán mantiene su condición de militante naranja y paga religiosamente sus cuotas de afiliado, según reconoce él mismo a vozpopuli.com

Esa situación provoca que en la dirección de Ciudadanos no se crean del todo sus palabras, más aún cuando el propio ‘think tank’ busca influir en los partidos desde la barrera y pretende formar un consejo asesor “con personas de diferentes familias políticas”, en palabras del primero, que en la práctica se asemejará mucho a una gran coalición.

Y destaca que el hecho de que Roldán mantenga su condición de afiliado dentro de Ciudadanos le permitiría, por ejemplo, aspirar a una hipotética sucesión de Albert Rivera tras el 10-N. Si hubiese unas primarias, se exigiría a los candidatos el estar al corriente de sus obligaciones como afiliado y contar una antigüedad mínima de seis meses en su afiliación, según los estatutos del partido. Ambas condiciones las cumple el exjefe de la oficina económica en la actualidad.