Empleados de las empresas que financiaron ilegalmente al PP de Camps confirman las facturas falsas

Francisco Camps, expresidente de la Generalidad Valenciana
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los puntos en torno a la presunta financiación irregular del PP de Francisco Camps siguen uniéndose. Después de las confesiones de Ricardo Costa y ‘El Bigotes’, esta semana las declaraciones de testigos continúan apuntando al expresidente de la Generalitat Valenciana. Si ayer ex gerentes provinciales del PP aseguraban que la sede regional se encargaba de organizar los actos de campaña, el turno ha recaído para varios empleados de las mercantiles dirigidas por aquellos que reconocieron financiar ilegalmente a los conservadores.

En total, según ha recogido Europa Press, seis testigos han retomado el juicio de la Gürtel valenciana en la Audiencia Nacional. Y las declaraciones han servido para aseverar que no recuerdan que Orange Market, la empresa que dirigía ‘El Bigotes’, les prestase servicios que después fueron pagados. Es decir, han confirmado que en la trama se pagaron facturas falsas relacionadas con las campañas electorales de 2007 y de 2008.

Asimismo, todos los testigos han afirmado que no conocen personalmente a ninguno de los acusados en este juicio: ni a los ex políticos valencianos, ni a los líderes de la Gürtel y sus colaboradores. Por su parte, los exdirectores de Servicios Corporativos y de Comunicación y Marketing de Lubasa Desarrollos Inmobiliarios SL han reconocido que firmaron unos contratos con Orange Market por orden de Alberto Gabriel Batalla, administrador de esta empresa, que semanas atrás confesó gastos electorales al PP de Camps.

Por último, estos dos exdirectivos han desvelado que no les consta que estos servicios se llevaran finalmente a cabo. De hecho, el que fuera responsable de Comunicación y Marketing de Lubasa ha apuntado que si lo contratado se hubiese llegado a realizar, él se hubiese enterado.