El Tesoro coloca 5.000 millones con un bono sindicado a 50 años y una demanda récord

Billetes euro
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Tesoro Público ha adjudicado este martes 5.000 millones de euros con un nuevo bono sindicado a 50 años, la segunda emisión de este plazo tras la primera del año 2016, y la demanda ha alcanzado el récord de 65.000 millones de euros con este papel, según ha informado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

La nueva referencia, que vence el 31 de octubre de 2071, se ha emitido con un cupón de 1,45% y una rentabilidad del 1,458%, dos puntos porcentuales menos que la referencia anterior y equivalente a 13 puntos básicos por encima de la actual referencia a 50 años (la Obligación del Estado con vencimiento en julio de 2066).

Además, la emisión ha registrado una demanda de más de 65.000 millones de euros, más de seis veces superior a la registrada en la emisión sindicada de 2016, lo que ha permitido al Tesoro asignar la emisión entre inversores de «muy alta calidad». Se trata de una cifra de demanda récord en este tipo de bono, aunque no en el conjunto.

Así, la demanda final se ha repartido entre 477 cuentas inversoras de naturaleza muy diversificada, algo que Asuntos Económicos ve «especialmente relevante», puesto que este bono no es elegible para el programa de compras del BCE, lo que refleja la «confianza de los inversores en la economía española».

Además, los inversores no residentes han alcanzado una participación del 91,9% en la operación. De este porcentaje, destacan Alemania, Austria y Suiza (33,1%), Reino Unido e Irlanda (16,8%), Francia e Italia (11,7%), los países escandinavos (7,1%) y otros inversores europeos (9,4%).

Por su parte, Oriente Medio ha alcanzado el 7,3% y Estados Unidos y Canadá un 4,9%, mientras que otros inversores han obtenido un 1,8% de la emisión.

Atendiendo al tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a las aseguradoras y fondos de pensiones (35,4%), seguidas de las gestoras de fondos (18%), el resto de bancos (12,8%), los bancos centrales e instituciones oficiales (10,4%) y los fondos apalancados (8,7%). Las tesorerías bancarias han participado con un 7,5% y otros inversores han representado un 7,1%.

En mayo de 2016, el Tesoro realizó su primera emisión sindicada a 50 años por 3.000 millones de euros, con vencimiento el 30 de julio de 2066 y un cupón del 3,45%. La demanda alcanzó entonces los 10.436 millones de euros y la rentabilidad de emisión se situó en el 3,493%, equivalente a 250 puntos básicos por encima del tipo ‘mid-swap’, tipo de referencia del mercado interbancario de permutas de tipo de interés.

Precisamente, el director general del Tesoro, Pablo de Ramón-Laca, señaló este lunes que el bono español a 50 años se ha abierto en sucesivas subastas dos veces al año hasta sumar un volumen de unos 15.000 millones de euros.

Banco Santander, BBVA, Citigroup, Crédit Agricole, JP Morgan y Nomura han actuado como directores de esta emisión. El resto de miembros del grupo de Creadores de Mercado de Bonos y Obligaciones del Estado han actuado como codirectores.

El pasado 13 de enero el Tesoro ya captó 10.000 millones de euros con la tradicional primera emisión sindicada del año, de un bono del Estado a diez años, marcando un tipo del 0,114%, mínimo histórico para una sindicación a ese plazo, y con una demanda que superó los 55.000 millones.

El Ministerio recuerda que para hacer frente al impacto de la crisis derivada del Covid-19 e implementar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el Tesoro Público está acelerando de forma proactiva su programa de financiación.

Con esta sindicación de 5.000 millones de euros el Tesoro lleva emitido un total de 49.951 millones de euros en lo que va de año, a un coste del 0,012%. Esto ha permitido que el coste medio de la cartera de valores del Tesoro se sitúe en el 1,84%.

Además, el coste de la deuda emitida en enero fue negativo, situándose en el -0,08%. Por su parte, la vida media de la deuda del Estado en circulación alcanza los 8,05 años.

Este mismo martes el Tesoro Público ha colocado también 6.670,4 millones de euros en letras a 6 y 12 meses, en el rango medio-alto previsto, a tipos menos negativos en ambos papeles, si bien la demanda ha superado los 13.100 millones de euros.

Las emisiones de este martes se producen en medio del debate abierto por el manifiesto suscrito por un centenar de economistas europeos, incluidos la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y el responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, que pide que el Banco Central Europeo (BCE) condone la deuda pública a los Estados miembro a cambio de destinar esas cantidades a transición ecológica y digital.

«No resulta productivo abrir nuevos debates», ha señalado al respecto en un acto de Cercle d’Economia la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, quien ha pedido centrar la atención en las políticas monetaria y fiscal para ayudar a la recuperación, algo que cree que «debe seguir siendo la prioridad».

Asimismo, Pablo de Ramón-Laca afirmó ayer que no le preocupa «demasiado» la propuesta de condonación de deuda porque la deuda española es «más sostenible año a año» y hay «mucha confianza» en España.

Tras las emisiones de este martes, el organismo tiene programadas para el mes de febrero otra subasta de letras a 3 y 9 meses el martes día 16 y una última de bonos y obligaciones el jueves día 18.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA