El servicio militar obligatorio vuelve a cobrar fuerza en Europa

Avión militar

El Gobierno de Francia, presidido por Emmanuel Macron, baraja la posibilidad de instaurar una especie de ‘mili’ de un mes para jóvenes de 16 años con el objetivo de reforzar el sentimiento nacional. Una promesa que realizó durante su campaña electoral y que vuelve a poner el servicio militar obligatorio en primer plano mediático.

Europa occidental acabó hace décadas con la mili obligatoria. Entre los años noventa y comienzos de los dos mil, países como España, Francia y Holanda decidieron abolir la obligatoriedad de este servicio militar en aras de profesionalizarlo. Ahora, la amenaza terrorista y el supuesto deterioro del sentimiento patrio provocan que algunos de estos países se estén replanteando volver a instaurar este servicio.

En el caso galo, la ‘mili’ que propone Macron sería de un mes de duración y estaría dirigida a chicos y chicas de 16 años. La idea del presidente francés es fortalecer la cohesión de la sociedad y evaluar el estado de salud y el nivel de alfabetización de los jóvenes.

La instauración de esta especie de ‘mili’ para jóvenes está todavía en fase de creación. Un proceso por el que ya ha pasado Suecia, que ha recuperado este año el servicio militar obligatorio. Alemania, por su parte, lleva meses estudiando su reimplantación.

En Europa apenas unos pocos países mantienen la ‘mili’ obligatoria. Austria (seis meses), Dinamarca (cuatro meses), Grecia (nueve meses), Finlandia (seis meses), Chipre (25 meses), Estonia (seis meses), Suiza (tres meses), Noruega (19 meses) y Suecia.