El Santander se prepara ya para liberar las provisiones por la pandemia

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander. Autor: Banco Santander

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banco Santander comenzará a liberar parte de las provisiones realizadas en la primera etapa de la pandemia en el cuarto trimestre del año, según ha señalado el consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez, debido a la mejora del escenario macroeconómico.

“No se han usado provisiones en el balance por unos 2.500 millones de euros”, ha señalado el banquero durante la presentación de los resultados hasta septiembre. “Una parte estaba basada en el escenario macro y otra en la estimación de segmentos con unas determinadas pérdidas”. En ese sentido, “el escenario macro lo vamos a cambiar y como consecuencia nos van a sobrar entre 700 y 1.000 millones, que aparecerán liberados en el cuarto trimestre”.

Serán “más intensas” en mercados como EEUU o Reino Unido, ha reconocido, mientras que en el caso específico de España habrá que esperar al año que viene cuando “caerán de manera muy significativa” tras la “postura prudente” adoptada por el Santander. “El mundo de los particulares está muy tranquilo”, ha celebrado, con niveles de empleo y precios de los activos (viviendas) superiores a los contemplados. En empresas, “tenemos que ver” cómo evoluciona, si bien “pensamos que nuestros niveles de provisiones van a caer de forma significativa en 2022”, ha insistido.

Sobre la situación política de España, el consejero delegado del Santander ha avisado de que “la estabilidad instucional es una precondicion de la estabilidad financiera”. No obstante, ha descartado valorar las declaraciones del líder de la oposición, Pablo Casado, asegurando que España está en quiebra, achacándolas a la “dialéctica política”. “Una cosa es la dialéctica política y otra la materialización en leyes”, ha asegurado.

En una línea similar, Álvarez ha descartado entrar en profundidad sobre el debate de la reforma laboral. “No tengo opinión”, ha reflexionado, más allá de señalar que “en medio de una transformación realmente intensa de la economía”, con la irrupción del teletrabajo o los nuevos tipos de empresas, cualquier reforma “debería ayudar a que esa economía que está emergiendo con fuerza prospere”. Preguntado también sobre la reciente Ley de vivienda aprobada por el Gobierno, ha destacado que el problema en España a su juicio “es un tema de oferta, y de generar oferta suficiente y de calidad”.

El Santander avisa que las expectativas de subidas de tipo se han acelerado

Sobre el actual escenario de tipos de interés, el banquero ha avisado que en la eurozona “si los mercados descontaban hace poco subidas de tipos en siete años, ahora el plazo se ha reducido a tres años”. Hace unos meses “teníamos una cierta inflación achacable a las cadenas de distribución y los proveedores”, pero últimamente se ha añadido un “elemento adicional” como es el precio de la energía que está añadiendo “incertidumbre”, ha explicado.

Álvarez considera que la inflación es “temporal”, pero durará “un tiempo más largo de lo que se preveía”. El banco trabaja por el momento con un escenario del Euríbor “en niveles similares a los actuales” durante 2022, ha señalado.

El Santander gana 5.849 millones hasta septiembre

El Santander se ha anotado un beneficio atribuido de 5.849 millones en los nueve primeros meses de 2021, frente a unas pérdidas de 9.048 millones en el mismo periodo del año anterior, cuando el banco realizó una actualización del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos (DTAs).

Excluido el cargo neto por valor de 530 millones de euros por costes de reestructuración realizado en el primer trimestre de 2021, el beneficio ordinario de los primeros nueve meses fue de 6.379 millones, un 87% más que en el mismo periodo del año anterior. Este es el mayor beneficio ordinario de Santander en los primeros nueve meses del año desde 2009, según ha señalado la entidad en un comunicado.

En el tercer trimestre estanco, el banco obtuvo un beneficio atribuido de 2.174 millones, un 25% más que en el mismo periodo del año anterior.