El Sabadell rebaja a 1.730 el número de afectados por el ERE

Banco Sabadell

Banco de España. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La dirección de Banco Sabadell ha reducido de 1.936 a 1.730 el número de afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE) que negocia con los sindicatos, al tiempo que ha abierto el ajuste a todo el personal comercial de la entidad.

Del total de 1.730 salidas, 1.450 se producirían en la red de oficinas – 1.025 administrativos y 425 gestores-, 35 en las direcciones territoriales y 245 en servicios centrales, de acuerdo con la última oferta, que se ha expresado de manera verbal.

Además, el banco habría propuesto incluir en los colectivos que puedan adherirse a las medidas a todo el personal comercial de la entidad, al tiempo que se habría mostrado favorable a incluir un cupo máximo de 50 personas, si fuera necesario en algún territorio, de personas de entre 50 y 55 años.

Asimismo, la dirección de Sabadell ha propuesto prejubilaciones para los mayores de 58 años hasta los 62 años, con el 57% del salario anual asignado y, del 55% para las prejubilaciones de empleados con entre 56 y 57 años (con topes y descontando paro y subsidios que se pudieran solicitar.

Para los menores de 50 años, se ha propuesta bajas incentivadas de 30 días de salario máximo, con 30 mensualidades, a lo que se sumaría 2.000 euros por trienio completo.

A pesar de las propuestas, CCOO critica que es “inadmisible que todavía no tengan una oferta por escrito” para valorar si tiene encaje en el objetivo del sindicato de que el ERE sea voluntario. En ese sentido, el sindicato avisa de que “si las condiciones no son suficientemente atractivas, esta negociación continuará estancada”.

CCOO piensa que “el número es insuficiente en tanto no se ha contemplado la posibilidad de mantener algunas oficinas abiertas” y que se deben quitar “todos los condicionantes de edad y antigüedad para la adhesión”. En todo caso, si hay que excluir a algún colectivo, éste debería restarse del número de afectados total, señala el sindicato en un comunicado.

La formación sindical solicita asimismo fórmulas de salida dando prioridad a determinados colectivos o edades según necesidades territoriales, pero no excluir a nadie, “por lo que el colectivo de 50 a 55 años debe entrar en la ecuación”.

También pide limitar la posibilidad de que el banco deniegue las adhesiones “de forma arbitraria” e “incluir la cláusula de voluntariedad tal como está estipulado en el ERE de CaixaBank”.

“Naturalmente, hay que mejorar la oferta realizada para prejubilables partiendo de lo que se pactó en el acuerdo denegar salidas voluntarias y manteniendo las condiciones financieras (préstamos, cuentas, etc.)”, señala el sindicato. “Si el banco apuesta por las bajas incentivadas, estas tienen que estar en línea con lo firmado en el sector, con primas de enganche para que sean atractivas y con mantenimiento de condiciones financieras”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA