El Rubius se suma al éxodo fiscal de youtubers que cambian España por Andorra

El rubius
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Continúa el éxodo de los youtubers españoles. El Rubius, con más de 39 millones de suscriptores en la plataforma, anunció su recientemente su traslado a Andorra, uniéndose así a la extensa lista de creadores de contenido online que abandonaron el país para pagar menos impuestos.

Durante una retransmisión en directo a través de Twitch –plataforma en la que también mueve grandes volúmenes de audiencia– el youtuber español con más suscriptores anunció su inminente mudanza desde Madrid a “una casa muy bonita cerca de las montañitas”.

Según sus palabras, la decisión de abandonar España se debe a que quiere estar cerca de sus muchos amigos y compañeros de profesión que ya se mudaron a Andorra, pero al mismo tiempo reconoce que pagar menos impuestos “es un plus obviamente”.

“Si fuera solo por eso me habría ido hace muchos años […] Llevo, literal, diez años de mi carrera en Youtube pagando aquí. Yo sé que habrá gente que me critique. Pero bueno, muchas veces la gente habla sin saber. Sé que va a pasar, pero no me preocupa”, añadió.

¿POR QUÉ ANDORRA?

La baja presión fiscal del Principado de Andorra hace que, desde hace años, el cambio de residencia a su territorio sea habitual para los youtubers de éxito en España, cuyo contenido tiene cada vez más adeptos también en Latinoamérica, atrayendo a diario a una cantidad de audiencia que hace temblar los cimientos de la industria audiovisual convencional.

Por nombrar a unos pocos, antes que El Rubius emprendieron un camino similar Willyrex, Vegetta777, The Grefg, Staxx, Alexby o Lolito, siete nombres que suman una audiencia superior a los 120 millones de suscriptores en Youtube, y eso sin contar los seguidores de sus canales secundarios o sus retransmisiones a través de Twitch o Facebook.

¿Por qué Andorra? Para empezar, en España los impuestos sobre el valor añadido son del 21 por ciento, mientras que en Andorra los bienes de consumo tienen una carga máxima del 4,5 por ciento.

Pero la gran diferencia reside en el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En España este impuesto es progresivo, por lo que a una persona que ingresa un máximo de 12.450 euros anuales solo se le obliga a aportar el 19 por ciento de ese dinero a las arcas públicas.

Las personas con mayores ingresos están obligadas a hacer una mayor aportación, llegando a un tramo máximo en el que se debe aportar el 47 por ciento si se superan los 300.000 euros anuales. En Andorra el tramo máximo es solo del 10 por ciento de los ingresos a partir de 40.000.

Con esos mimbres, para personas como El Rubius –que recientemente dijo ganar 4,3 millones de euros al año– el traslado al país vecino supone un ahorro millonario, lo que a su vez que repercute en una menor recaudación para las arcas españolas.

“La baja o nula tributación en Andorra es un régimen fiscal pernicioso para los países de su entorno”, resume en una conversación el secretario general del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo.

DEBATE ÉTICO

Más allá del evidente ahorro inmediato para sus bolsillos, el éxodo de los youtubers españoles a Andorra abre un debate de fondo: ¿su decisión es reprochable éticamente?

En un vídeo publicado en junio de 2018, el youtuber andaluz Lolito llegó incluso a burlarse de aquellos que le decían cosas como “tienes que pagar impuestos en España para pagar las escuelas”, según sus propias palabras.

“Y un cipote […] Yo no he ido al instituto prácticamente. He sido un desgraciado toda mi vida”, respondió.

Incluso dentro de la comunidad youtuber esta es una cuestión que genera controversia. Ibai Llanos –con casi cinco millones de suscriptores y una legión de seguidores en Twitch que le hizo superar en audiencia a las cadenas de televisión durante las campanadas de fin de año– explicó recientemente sus motivos para no mudarse a Andorra.

“Es normal que a la gente que gana mucha pasta o la que es rica le quiten muchísimo dinero, y más quizás que les deberían quitar”, argumentaba.

«Yo vivo de puta madre y a mí me da igual que me quiten la mitad, porque sigo viviendo de sobra. Si no me he ido a Andorra ha sido porque no me ha salido de los cojones”, añadió.

En un tono similar se expresó AlexElCapo –con más de un millón de suscriptores– que reprochó los movimientos de sus compañeros de profesión para pagar menos impuestos cuando “estamos en medio de una de las mayores crisis sanitarias que se recuerdan”.

Para José María Mollinedo, secretario general de Gestha, resulta especialmente llamativo que los youtubers –y también otros sectores bien remunerados como los ciclistas profesionales, muy abundantes en Andorra– decidan marcharse al principado cuando España “tiene una presión fiscal que está a la cola de Europa, siete puntos por debajo de la media de la Unión”.

A su modo de ver, esta circunstancia debería llevar a una “reflexión colectiva” sobre la importancia de los impuestos para mantener los servicios públicos, sobre todo cuando los protagonistas del éxodo fiscal son referentes emergentes del mundo del entretenimiento, con una gran capacidad para influir en la gente joven.

“Cómo técnico, esto me lleva a preguntarme cuál es el pasado de estas personas. Posiblemente han recibido una educación sufragada con fondos públicos, muchos de sus seguidores reciben prestaciones sociales y sus familias siguen recibiendo servicios públicos si siguen en España, mientras que ellos se han situado al margen”, concluye.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA