El regulador de Nuevo México rechaza la fusión de Avangrid con PNM Resources

Avangrid

Avangrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comisión de Regulación Pública de Nuevo México (NMPRC por sus siglas en inglés) ha rechazado finalmente el acuerdo de compra de PNM Resources por Avangrid, filial estadounidense de Iberdrola. El regulador de Nuevo México es la única autoridad que se ha opuesto a la operación, que había recibido ya el visto bueno de cinco agencias federales y la Comisión de Servicios Públicos de Texas.

La NMPRC votó 5-0 para rechazar los acuerdos de las partes alcanzados en el procedimiento de fusión, tras una votación además que se saldó con 4-1 para denegar una solicitud de argumentos orales que buscaba abordar las preocupaciones expresadas por el regulador eléctrico.

“Me decepciona que la Comisión no haya visto los méritos de los acuerdos alcanzados por las partes y que además haya rechazado nuestra petición de escuchar los argumentos orales. Presentamos un acuerdo que fortalecería el futuro de Nuevo México al asociarnos con una empresa global para hacer frente a los desafíos del cambio climático, a la vez que garantizamos un servicio asequible y fiable a los clientes de PNM en los años venideros”, ha señalado Pat Vincent-Collawn, presidente y director general de PNM Resources. “Revisaremos y evaluaremos la orden. Mientras tanto, seguimos centrados en la gestión de nuestro negocio, dando prioridad a nuestros clientes y ofreciendo sólidos resultados a los accionistas”.

“Estamos decepcionados con la decisión de la Comisión de Regulación Pública de rechazar el acuerdo alcanzado por las partes. Estamos evaluando los próximos pasos que tenemos por delante”, ha señalado por su parte Avangrid en un comunicado. “Mientras reevaluamos el camino a seguir, seguimos dedicados al trabajo que hacemos cada día en 24 estados para crear valor económico, social y medioambiental en todas las comunidades a las que servimos”.

Cinco agencias federales y la Comisión de Servicios Públicos de Texas ya habían completado sus revisiones y aprobado la fusión propuesta, dejando al regulador eléctrico de Nuevo México como la única aprobación restante necesaria para la fusión. La solicitud original ante la NMPRC se presentó en noviembre de 2020.