El PSOE se posiciona con Carmena frente a la petición del Gobierno de frenar las obras en Madrid

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid con Purificación Causapié
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Guerra abierta entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el Ayuntamiento de Madrid. Concepción Dancausa, delegada del Ejecutivo en Madrid, ha exigido a Manuela Carmena que anule 577 obras que se aprobaron en el Pleno del 28 de junio y del 20 de julio. El Consistorio se ha plantado: no se frenaran estos proyectos. Algo que ha apoyado el PSOE cerrando filas con Ahora Madrid.

La portavoz socialista en Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Madrid, Erika Rodríguez, ha cargado contra Dancausa por sus intenciones. Y es que, según la política del PSOE, la Delegación del Gobierno “no persigue la estabilidad presupuestaria sino provocar recortes sociales” con estos requerimientos. De hecho, Rodríguez este paso dado por el Ejecutivo central se trata de una “presión política intolerable”.

Una defensa donde los socialistas han recordado que esta actuación de Dancausa es “una más de toda una serie de medidas inaudita” que tienen un objetivo: “Desestabilizar un Ayuntamiento que ha demostrado un mejor comportamiento en materia de estabilidad presupuestaria que el propio Gobierno Central o la Comunidad de Madrid, ambas gobernadas por el PP”.

La crítica de Rodríguez a la petición de nulidad de la Delegación de Gobierno también ha sido dirigida al Partido Popular. La concejala del PSOE ha apuntado que los conservadores ya votaron “a favor de algunos de estos acuerdos en el Pleno”. “Deben muchas explicaciones a los ciudadanos”, ha subrayado la edil, tal y como ha recogido Europa Press.

El PSOE rechazará con todos los medios a su alcance la imposición de medidas injustas y desproporcionadas que obliguen a efectuar recortes sociales

Asimismo, la socialista no ha terminado de entender la actitud llevada a cabo por el Gobierno de Rajoy y del PP. Según ha señalado, mientras por una parte reclaman “eficiencia en el gasto público”, por detrás ponen “todo tipo de obstáculos para el aprovechamiento de los recursos presupuestario”. Es por eso que la palabra que ha encontrado para definir esta estrategia no es otra que “incoherente”.

“La interpretación que hace el Gobierno de la regla de gasto no es una garantía de estabilidad presupuestaria sino un lastre para el desarrollo y el crecimiento económico que garantice una salida efectiva y sostenible de la crisis”, ha censurado Rodríguez. Por ello, ya ha adelantado que el PSOE “rechazará con todos los medios a su alcance” cualquier intento del Ejecutivo de Rajoy de imponer medidas “injustas y desproporcionadas” que pongan en una situación compleja al Consistorio para que apueste por «recortes sociales”.