El PSOE aún confía en un acuerdo de última hora con Podemos

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha iniciado el debate de investidura con apenas dos apoyos externos cerrados, el de Compromís y el del Partido Regionalista de Cantabria. Junto a los del PSOE, estos tres partidos no suman los escaños suficientes para sacar adelante una investidura que depende de Unidas Podemos.

Fuentes de la formación de Pablo Iglesias aseguran que las negociaciones están encalladas porque los socialistas siguen sin ofrecer nada más que “responsabilidades simbólicas”. Es decir, no quieren que ningún miembro de Podemos lidere ningún ministerio, a pesar de que el partido morado rechaza pedir las carteras más influyentes y de Estado.

Sin embargo, fuentes del PSOE rechazan esta versión de Unidas Podemos e insisten en que “la negociación va”. Asumen que el acuerdo no se cerrará hasta el día de la votación (jueves). Según esta versión, los equipos negociadores están tratando el programa en estos momentos y que “luego entrarán en cargos”.

Entre esos sillones no descartan otorgar puestos de relevancia a Unidas Podemos, “el problema no era la vicepresidencia sino la entrada de Iglesias”, afirman.