El presidente del TC destaca que una reforma constitucional debe tener “distensión política”

Tribunal Constitucional

Fachada del Tribunal Constitucional.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Tribunal Constitucional, Pedro González-Trevijano, ha subrayado que cualquier posible reforma de la Constitución debe acometerse en un clima de “distensión política” y consenso previo, además de lograr un “punto de equilibrio” entre la continuidad de sus valores y la adecuación a los nuevos tiempos.

Así lo ha trasladado a los medios de comunicación tras acudir al acto de conmemoración del 43 aniversario de la Carta Magna que se celebra en el Congreso de los Diputados, preguntado sobre las reivindicaciones de varios grupos parlamentarios que demandan una actualización del actual texto.

González-Trevijano, recoge Europa Press, ha destacado que todas las constituciones “están siempre transidas de una indefectible tensión dialéctica”, pues por un lado tienen pretensión de establecerse de “forma estable y continuada”, pero por otro y como decía acertadamente el afamado presidente estadounidense Thomas Jefferson, las generaciones futuras “tienen derecha” a acomodar su redacción a los nuevos tiempos.

Inteligencia política para lograr el objetivo

En consecuencia, corresponde a la “inteligencia política” y el “compromiso ciudadano” consiste en hallar ese “punto de equilibrio” entre la permanencia de los valores más relevantes del texto constitucional, con la necesidad “por qué no de acomodarla” a un contexto.

No obstante, ha apuntado que es “evidente” que cuando se insta a un proceso de reforma de la Carta Magna, los catedráticos de Derecho Constitucional aluden a la conveniencia de establecer un proceso previo de “distensión política” y de asunción de cambios comunes.

En otras palabras, para el presidente del TC se trata de “saber qué se elige, por qué se modifica y de acuerdo con qué criterios”. Sin embargo, ha enfatizado que son consideraciones de carácter político que en su condición de presidente del TC no puede enjuiciar en este momento.

Por otro lado, González-Trevijano ha destacado que hay “muchas y buenas razones” para conmemorar el aniversario de la Constitución de 1978, que permitió a España “entrar por la puerta grande de la modernidad constitucional”.