El presidente de Porsche rechaza las acusaciones de manipulación del mercado

Porsche
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la junta directiva de Porsche SE -el mayor accionista de Volkswagen– rechazó hoy las sospechas de manipulación del mercado que pesan sobre la compañía en el marco del escándalo de los motores diésel y que llevaron recientemente a la justicia a abrir una investigación. «Porsche SE está convencida de que ningún miembro de su órgano ha violado ningún reglamento jurídico-penal o que afecte a los mercados financieros», recalcó Hans Dieter Pötsch durante la asamblea general de la empresa celebrada hoy en Stuttgart, en el suroeste de Alemania.

Hace tres semanas, la Fiscalía de Stuttgart anunció la apertura de una investigación contra el propio Pötsch, así como contra el actual presidente del gigante automotor Volkswagen, Matthias Müller, y contra su predecesor Martin Winterkorn, quien se vio obligado a abandonar el cargo al salir a la luz en 2015 el escándalo de manipulación de motores diésel.

En un comunicado, la Fiscalía señaló que existían indicios de que, de forma intencionada, la sociedad que ostenta la mayor parte del accionariado de Volkswagen habría informado tarde a los inversores sobre las consecuencias financieras que el escándalo conocido como «Dieselgate» tendría en la compañía Porsche SE.

Volkswagen reconoció hace casi dos años haber manipulado once millones de automóviles para simular, en pruebas de laboratorio, emisiones contaminantes menores a las reales.

Según la versión oficial de Volkswagen, la junta directiva se enteró de la manipulación en septiembre de 2015, pero posteriormente salieron a la luz versiones de que el tema fue tratado a finales de julio en una reunión de alto nivel en la que se estudiaron diferentes opciones sobre cómo reaccionar ante las autoridades de Estados Unidos, que fueron las que destaparon el engaño.