El presidente de Opel confirma la vuelta de la marca alemana a Rusia este año

Planta de Opel en Eisenach, en el estado federado de Turingia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La automotriz alemana Opel quiere regresar al mercado ruso este mismo año, confirmó hoy el presidente de la marca, Michael Lohscheller.

«Volvemos a Rusia este año. La retirada nos afectó mucho», dijo Lohscheller en el inicio de producción del Grandland, un SUV fabricado en la planta de Eisenach (Turingia) que dispondrá de una versión híbrida en 2020 y que también se venderá en Rusia.

El regreso se produce tras la adquisición de Opel por parte del grupo francés PSA y posibilitará según su presidente que la marca pueda entrar de nuevo «en todos los mercados del mundo».

El anterior propietario de Opel, General Motors (GM), ordenó la salida del mercado ruso en 2017, limitando la venta de modelos al mercado europeo.

Opel discutió sin éxito esta decisión. Según la propia empresa, alrededor de 400.000 vehículos de la marca siguen en servicio en Rusia.

Lohscheller también destacó la buena situación de la planta de Eisenach, tras el reajuste producido para hacerse cargo de la fabricación del Grandland, y añadió que ahora se pueden producir allí coches propulsados a gasolina, diésel o de combustión híbrida.

Este hecho permitirá que la fábrica pueda reaccionar bien a los cambios de demanda de los clientes, valoró Lohscheller.

«Electrificaremos la marca Opel. Y Einsenach jugará un papel importante», declaró el ejecutivo.

En Turingia se temía que la planta, construida por Opel tras la caída del Muro de Berlín, no fuera utilizada a plena capacidad con un solo modelo. Actualmente cuenta con 1.400 trabajadores y fue remodelada para la producción del Grandland.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA