El presidente de AC Hoteles: “Sobran turistas, el sector está saturado”

Antonio Catalán
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El turismo se ha convertido en una de las tablas de salvación de la economía española, pero al tiempo cada vez más voces cuestionan el valor real que aporta el actual modelo low cost. Una de ellas es Antonio Catalán, presidente de AC Hotels by Marriott.

“Nos sobran clientes”, ha señalado en declaraciones en el programa ‘Al Rojo Vivo’ de La Sexta. El empresario ha advertido de que “hay un poco de burbuja turística” y de que el mercado en la actualidad está saturado porque “las infraestructuras no llegan”. En este sentido ha afirmado que la aportación de este sector al PIB podría ser la misma con una menor ocupación y un mayor precio medio. “El turista gasta en EEUU cinco veces más que en España”, ha señalado.

“¿Qué perfil de turista queremos? ¿Uno low cost? A mí, no me gusta”, ha admitido Catalán, quien se ha manifestado a favor de buscar un “turismo ordenado […] un mejor cliente, que no quiere decir que sea de súper lujo” para que el turismo sea más sostenible, y una mayor concentración en el sector para eliminar intermediarios, como turoperadores “que se llevan el 40% del paquete turístico”.

El fundador de AC Hoteles también ha puesto en cuestión las cifras que se publican sobre el gasto de los extranjeros. Según ha dicho, el número de turistas que entra en el país “está claro”, “lo que gastan no están tan claro” y ha explicado que la diferencia fundamental se encuentra en el precio de las habitaciones, por la que “están pagando dos pesetas”. Al mismo tiempo ha afeado al Gobierno su discurso triunfal sobre el tema porque “a los ministros les pone cachondos salir por la tele y hablar de récords”.

Catalán también ha criticado las pintadas y los ataques a autobuses turísticos de las últimas semanas porque aunque sea algo “anecdótico” pueden terminar en un problema. “Esto hay que cortarlo de raíz. No es razonable”, ha subrayado.

Respecto al debate existente sobre los pisos turísticos, ha asegurado que es un tema que no le preocupa “en absoluto”, si bien ha criticado que “no haya control de ningún tipo”, algo que ha calificado de “disparate”, también por cuestiones como la seguridad.

El hotelero también se ha manifestado “absolutamente en contra de la reforma laboral”, responsable de la precariedad del empleo.