El precio del gas vuelve a dispararse en Europa en puertas del invierno

Termómetro

Termómetro Bajo Cero

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los precios del gas en Europa volvían a subir este martes, en un momento en que las tensiones entre Rusia y Ucrania amenazan con agravar la crisis de la energía  que vive el viejo continente en las puertas del invierno.

Los futuros del gas subían hasta un 5,9% tras cerrar ya el lunes en un nivel récord, según recoge Bloomberg. Los operadores temen que Rusia esté desplegando tropas en la frontera con Ucrania, lo que podría retrasar aún más la puesta en marcha del controvertido gasoducto Nord Stream 2. Una posible invasión llegaría además en pleno invierno europeo.

Europa ya se enfrentaba a una crisis de la energía incluso antes de que estallaran las tensiones geopolíticas. A medida que las economías se reabrieron, la demanda de energía se ha disparado sin lograr adaptarse la oferta, con la gran red de fuentes renovables de Europa incapaz de cubrir el hueco la mayor parte del año debido a la baja velocidad del viento.

“Los precios del gas y la electricidad al contado se han cuadruplicado, lo que refleja el temor del mercado a la escasez de gas durante el próximo invierno”, afirma Antonella Bianchessi, analista de Citigroup, en un informe recogido por Bloomberg. “La producción de generación por gas está en aumento y el equilibrio de la oferta de la demanda está cada vez más expuesto a la meteorología y a la disponibilidad de recursos”.

Los precios europeos de referencia del gas negociados en los Países Bajos se dispararon hasta los 122,92 euros por megavatio-hora, el más alto desde principios de octubre, cuando los precios se dispararon hasta un 40% en un solo día.

La vuelta a niveles tan altos también amenaza a las empresas de servicios públicos, muchas de las cuales tuvieron que buscar más préstamos o se vieron obligadas a frenar sus posiciones en octubre. La compañía de gas polaca PGNiG SA, controlada por el Estado, está buscando 2.700 millones de zlotys (657 millones de dólares) de financiación a corto plazo para “mantener la flexibilidad” de las operaciones en medio de los persistentes precios altos del gas en las bolsas europeas, según dijo el lunes.