El precio de la vivienda subió un 6,8% interanual en marzo pero modera su repunte mensual al 0,3%, según Tinsa

El precio medio de la vivienda nueva y usada subió un 6,8% en marzo en relación al mismo mes de 2021 y aumentó un 0,3% respecto al anterior, moderando en una décima el repunte mensual de febrero, según el índice Tinsa, que apunta hacia «cierta moderación del impulso alcista» de los precios.

Así, según la directora del Servicio de Estudios de Tinsa, Cristina Arias, en marzo se observan crecimientos mensuales más moderados en los precios de la vivienda residencial.

«Aún así, el crecimiento con respecto a marzo del año anterior es robusto, dado que en esa fecha aún no se habían registrado niveles de actividad que reflejaran el dinamismo que finalmente se produjo en meses posteriores de 2021», añade.

De este modo, los precios desaceleraron sus avance mensual en las áreas metropolitanas y en las capitales y grandes ciudades hasta el 0,5% y el 0,4%, respectivamente.

En la costa mediterránea, los precios subieron un 0,6% en marzo en comparación con febrero y en el resto de municipios se incrementaron un 0,3%. El único descenso mensual de los precios de la vivienda nueva y usada se experimentó en las islas, que recortaron sus precios un 0,4%.

En lo que respecta a las variaciones interanuales, las capitales y las grandes ciudades y las islas elevaron sus precios en marzo por debajo de la media nacional (+6,8%), con alzas del 5,9% en ambos casos.

Por su parte, las viviendas de las zonas metropolitanas se pagaron en marzo de 2022 un 8% más caras que en el mismo mes del año anterior, mientras que en la costa mediterránea los precios se elevaron un 7,5% respecto a marzo de 2021. En el resto de municipios del país (localidades pequeñas y de interior), la vivienda nueva y usada subió un 7,7%, según los datos de Tinsa.

LOS PRECIOS SUBEN UN 28,2% DESDE LOS MÍNIMOS DE 2015

El precio de la vivienda en España se mantiene alejado de los niveles máximos que alcanzó entre 2007 y 2008, al comienzo de la crisis financiera. De media, los precios siguen un 23,5% por debajo, según el índice de Tinsa.

La vivienda de las islas es la que más se ha aproximado en este tiempo a los máximos, aunque sigue a un 12,6% más bajo que entre 2007 y 2008. Por el contrario, los precios de la vivienda en la costa mediterránea se mantienen en la actualidad un 33,3% más baratos que entonces.

Sin embargo, en comparación con los mínimos marcados por la vivienda en febrero de 2015, los precios medios de la vivienda nueva y usada se han disparado un 28,2%. En el caso de las capitales y las grandes ciudades, el repunte ha sido del 34,3% desde 2015 hasta ahora.