El PP obliga a Ciudadanos a tragarse un nuevo ‘sapo’ con el cupo vasco

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha encarrilado este miércoles la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado con el acuerdo en torno al Cupo vasco cerrado con el PNV. Un pacto que supone un nuevo ‘feo’ hacia uno de sus socios principales esta legislatura: Ciudadanos. Y es que, el partido naranjase ha mostrado en los últimos años contrario al Cupo.

Tanto su líder, Albert Rivera, como el responsable del programa económico de la formación, Luis Garicano, han defendido en varias ocasiones la necesidad de revisar el cálculo del Cupo. Un asunto que se convirtió durante un tiempo en una de sus ‘banderas’. Pero los problemas del PP para sacar adelante las cuentas públicas llevó a Ciudadanos a meter en un cajón este asunto.

Los cinco escaños del PNV en el Congreso de los Diputados son claves para que Mariano Rajoy esquive las enmiendas a la totalidad de la oposición y saque adelante los Presupuestos. Algo que se ha asegurado esta misma mañana al cerrar un acuerdo en torno al mencionado Cupo. Este pacto ha aprovocado que Rivera y los suyos se hayan tenido que tragar un nuevo ‘sapo’, aunque sortean el tema.

“Esperemos a ver los detalles, en qué consiste este acuerdo”, ha afirmado un destacado dirigente de Ciudadanos a elBoletín.com preguntado por el mencionado pacto PP-PNV. El representante de la formación naranja ha preferido no posicionarse a la espera de ver ‘letra pequeña’ del mencionado acuerdo.

Minutos después se conocían estos detalles. El Gobierno de Rajoy devolverá al Ejecutivo vasco 1.400 millones de euros. Además, se ha establecido un Cupo provisional para 2017 de 1.300 millones, que, tras descontar los 344 millones en materia de políticas activas de empleo, quedará en 956 millones.