Coronavirus

El PP insta al Gobierno a impulsar un grupo de trabajo para conocer la cifra real de fallecidos por Covid-19

El PP ha presentado una Proposición no de Ley en el Congreso en la que reclama un grupo de trabajo a nivel nacional para conocer el número real de fallecidos por COVID-19.

Isabel Díaz Ayuso

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una Proposición no de Ley en el Congreso en la que reclama al Gobierno que impulse un grupo de trabajo a nivel nacional para conocer el número real de fallecidos en España por COVID-19.

Concretamente, los ‘populares’ instan al Gobierno a «impulsar un grupo nacional de trabajo en el que participen todos los Departamentos ministeriales que sean necesarios, así como todas las administraciones y las entidades privadas que procedan, para hacer factible, en el periodo de tiempo más breve posible, el cruce de todos los datos disponibles y con ello el conocimiento de la cifra real de personas fallecidas por COVID-19 en España».

Como expone el Partido Popular en la exposición de motivos de dicha iniciativa, suscrita por su portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo, y el portavoz adjunto José Ignacio Echániz, «las deficiencias y las rectificaciones han sido una constante en la gestión del Gobierno durante la pandemia de COVID-19, especialmente durante el estado de alarma, pero también antes del pasado 14 de marzo y a partir del 21 de junio». «Una de las principales insuficiencias del Ejecutivo, sino la principal, ha sido y es la relativa a la contabilidad de las personas contagiadas y las fallecidas por culpa de la COVID-19», denuncian.

A día de hoy, recuerda el Grupo Popular, «todavía se desconoce el número exacto de personas que se han contagiado y que han fallecido por la pandemia en España, como consecuencia de la incapacidad del Gobierno para precisar la cifra real». En consecuencia, «parece adecuado y oportuno poner en marcha una iniciativa con la que hacer posible a todos los efectos que la realidad sea conocida en el periodo de tiempo más breve que sea posible por la comunidad científica y la sociedad española», concluyen.

Más información