El PP embarra la moción a Cifuentes con argumentos machistas contra la candidata de Podemos

Lorena Ruiz-Huerta, diputada de Podemos en la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras la intervención de Ramón Espinar en la Asamblea de Madrid, prevista como apertura de la moción de censura de Podemos a Cristina Cifuentes, el PP ha retorcido el reglamento de la cámara regional para intervenir antes que la propia candidata de Podemos a la presidencia regional, Lorena Ruiz-Huerta.

Desoyendo las críticas de Podemos y el PSOE, la presidenta de la cámara, Paloma Adrados, ha defendido la potestad del número dos de Cifuentes, Ángel Garrido, para intervenir en la sesión antes que la propia candidata. El consejero de Presidencia ha usado su tiempo de palabra para atacar a Ruiz-Huerta acusándola de celebrar “una puesta de largo pagada por los madrileños”.

Garrido ha usado el primer resultado en Google cuando se busca “puesta de largo”, de una web llamada “Miazia Magazine”, para explicar que: La puesta de largo es un evento muy especial para las jóvenes, pues significa la entrada en sociedad y la consagración como señorita. En Europa, se conmemora a los dieciocho años, coincidiendo con la mayoría de edad”.

En esta línea de ataque, claramente condicionada por el género de la candidata, Garrido ha proseguido con su definición: «La época más indicada para celebrar una puesta de largo o un baile de debutantes es en verano, porque es en esta estación cuando los chicos tienen vacaciones. En esta fiesta debe proliferar la juventud, que estará compuesta, por lo general, por amistades de las chicas. También se invitarán a familiares y amigos de los anfitriones».

El diputado del PP cree que la candidata de Podemos ha invitado a “sus amigos” a su puesta de largo, en referencia a la presencia ela tribuna de invitados de los miembros de la cúpula nacional de Podemos Pablo Iglesias, Irene Montero, Íñigo Errejón y Pablo Echenique. Garrido se ha defendido de las voces en contra que ya sonaban en la cámara recordando que fue Espinar el que aludió a la idea de «puesta de largo» en referencia a la candidata de la moción de censura.

Después de una larga intervención de Espinar inicial sobre la gestión del PP en la sanidad, educación, pensiones y estado del bienestar en la Comunidad de Madrid en los últimos años y sus acusaciones de haber gobernado para llenar “la chequera de los empresarios que se compraron el PP”, Garrido ha respondido así: “Voy a poner un ejemplo de lo que pasaría si sus amigos gobernasen: un sistema de becas black sólo para amiguetes de Podemos; en Hacienda un sistema para no pagar impuestos sólo para podemitas, y en televisión pública, un convenio con países que gusten de lapidar mujeres y perseguir homosexuales”, ha atacado el portavoz del PP.

Sanchez Acera, diputada del PSOE, ha intervenido para insistir en que el partido de Cifuentes no debía haber intervenido tras Espinar según el reglamento. Y ha acusado a la presidenta de hacer un uso irregular de los turnos de palabra.

Pedofilia, drogas, corrupción de menores

Enrique Ossorio, portavoz del grupo popular, ha tomado a continuación la palabra para hacer sangre con polémicas inconexas sobre miembros de Podemos, casi todos ajenos a la Comunidad de Madrid y llevando al extremo sus posibles consecuencias: “Ustedes tienen un cúmulo de deshonestidades entre sus máximos dirigentes, hoy han mandado aquí una selección”.

«Señor Espinar, ha hablado de especulación, usted. Si usted sin estar empadronado, sin participar en un concurso, sin ocupar una vivienda la compró y luego la vendió y ganó 19.000 euros. Tampoco pueden hablar de corrupción, tienen candidatos en sus listas que avergüenzan. Tiene toda la lista del Código Penal. Tienen corruptores de menores, abusadores sexuales de menores, posesión de material pedófilo, posesión de drogas,… y no imputados, condenados y detenidos”.

“Qué mejor ejemplo para hablar de corrupción que Monedero (que cobró de gobiernos de Latinoamérica). No es muy ejemplar tampoco el caso de Errejón, el segundo becario más famoso del mundo tras Mónica Lewinsky”, ha proseguido a continuación el número dos de Cifuentes, Ángel Garrido.

Nuevo modelo productivo lejos «del ladrillo y las burbujas especulativas»

No ha sido hasta poco antes de las 12, casi dos horas después de iniciarse la sesión, cuando la candidata a presidir la Comunidad de Madrid en la moción de censura de Podemos al PP, Lorena Ruiz-Huerta, ha comenzado su iontervención. La portavoz del partido morado en la Asamblea ha querido apaciguar el debate refiriéndose a argumentos más técnicos sobre el modelo de gestión que propone Podemos, frente a los criterios de Gobierno del PP en la región. “Ni siquiera han tenido a bien escuchar la propuesta que les voy a hacer, que es una propuesta económica con la que ustedes no podrían ni soñar”, ha comenzado.

Ha insistido en un cambio de modelo productivo en la región porque “el PP ha dejado la suerte de la economía madrileña en manos de los caprichos de la inversión extranjera”. Ha acusado a Cifuentes de que” lo que no pagan sus amigos ricos lo pagan las y los trabajadores, parados y pensionistas”, y ha insistido en que el modelo del PP de Cifuentes “es el del ladrillo y las burbujas especulativas, genera poco empleo y de mala calidad”.

Ruiz-Huerta ha ofrecido un largo análisis plagado de cifras sobre la situación de pobreza, desigualdad y desempleo en la CAM: “Casi la mitad de los madrileños no tiene empleo. Su modelo consigue maquillar estas cifras gracias a las altas tasas de rotación, con la ilusión del empleo coyuntural. En realidad se ha producido un descenso generalizado de la masa salarial”, ha argumentado.

“El 80% de los contratos de abril fueron temporales, y los contratos indefinidos han caído un 3% en lo que llevamos de legislatura”, criticó. Ha añadido que al pobreza ha aumentado en la región en tres puntos y que la tasa AROPE, sobre el riesgo de pobreza y exclusión, “se ha incrementado dos puntos, mientras que se ha reducido en el resto del Estado”. “Esta realidad es consecuencia de la política del PP, que focaliza la economía en unas pocas empresas, casi todas de la construcción”.

Frente a ello, el programa de Podemos para esta moción que previsiblemente fracasará en la votación de esta tarde, aboga por un cambio de modelo productivo “que busque palancas de crecimiento endógenas” y cambie el foco desde los grandes empresarios del ladrillo hacia los autónomos, pymes, empresas de economía social y cooperativas.