El PP dice que no negociará la nueva LeCrim mientras Delgado sea fiscal general

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado

La Fiscal General del Estado, Dolores Delgado - Autor: EUROPA PRESS/E. Parra. POOL

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

«El grupo parlamentario ‘popular’ no negociará la LeCrim mientras usted sea la fiscal general del Estado», ha dicho Santamaría en el marco de la comparecencia de Delgado ante la Comisión de Justicia de la Cámara Baja para presentar las memorias del Ministerio Público correspondientes a los años 2017, 2018 y 2019, como ya hiciera la semana pasada en el Senado.

A renglón seguido, ha querido aclarar que ello no obsta para que sea «absolutamente preceptiva» una reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal que garantice la autonomía de los futuros fiscales instructores, anticipando ya que el PP no es partidario de que dicho cambio se lidere desde la Fiscalía General del Estado (FGE) y abogando por la creación de grupos de trabajo en los que participen todas las fuerzas políticas y todos los fiscales sea cual sea su ideología.

Santamaría ha espetado directamente a Delgado que «el PP no cree en la labor que desempeña». Así, la ha acusado de no ejercer el cargo de forma imparcial debido a su pasado como diputada socialista y como ministra del Justicia, llegando a calificarla de «quintacolumnista» del Gobierno y de una de las más leales servidoras tanto del presidente, Pedro Sánchez, como del «señorío de Galapagar».

A este respecto, ha echado en cara a Delgado que la Fiscalía del Tribunal Supremo frenara las querellas y denuncias presentadas contra el Gobierno por su gestión de la pandemia, que el Ministerio Público no recurriera el tercer grado de los condenados por el ‘procès’ hasta después de las elecciones catalanas del 14-F o que permanezca en «estado de letargo invernal mientras las calles de España arden».

El diputado ‘popular’ también ha recriminado a Delgado su «silencio atronador» sobre determinadas cuestiones y, en este sentido, ha aseverado que «la Fiscalía protege a Podemos» y ha sacado a relucir al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo para urgirla a que aclare cuántos miembros del Gobierno han tenido relación con él.

INVESTIGACIONES AL REY EMÉRITO

El resto de la oposición se ha hecho eco de las acusaciones de parcialidad contra Delgado. Edmundo Bal, de Ciudadanos, ha expuesto que la nueva LeCrim da «un poco de miedo a la mayor parte de los juristas» pero no porque los fiscales instruyan sino por quién dirige la FGE. En la misma línea, Javier Ortega Smith (Vox) ha afeado a Delgado que se declarara «orgullosa» de su trabajo: «La realidad es que quienes no estamos orgullosos de la Fiscalía somos los españoles».

Sin embargo, la oposición también han señalado otros asuntos. Carolina Telechea (ECR) o Isabel Pozueta (Bildu) han interrogado a Delgado acerca de las diligencias de investigación de la Fiscalía del Supremo sobre el Rey emérito. «¿La Justicia es igual para todos o hay una doble vara de medir?», ha preguntado esta última al interesarse sobre la segunda regularización fiscal de Juan Carlos I.

Desde las propias filas del Gobierno, el diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago ha expresado su «absoluta sorpresa» por la «falta de acción» que, a su juicio, está demostrando el Ministerio Público ante los presuntos delitos económicos cometidos por el ex monarca. «Consideramos que la Fiscalía debe judicializar esa investigación ya», ha reclamado, argumentando que las pesquisas ya están «nutridas» por «numerosos indicios» de la propia investigación y de la prensa.

LEY DE LIBERTAD SEXUAL

Por contra, Santiago ha aplaudido que la jefa de la Fiscalía haya hecho una «valoración positiva» del anteproyecto de la ley orgánica de libertad sexual que ha diseñado el Ministerio de Igualdad de Irene Montero por contemplar el consentimiento como «elemento esencial» del tipo penal, y ha cargado contra el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por criticar este punto cuando la declaración de la víctima es «prueba esencial» en el proceso penal español.

En cambio, Mikel Legarda, del PNV, ha llamado la atención sobre el hecho de que Delgado se ha pronunciado «de una manera muy entusiasta» sobre este anteproyecto de la ley, a pesar de que ha recibido un duro revés del CGPJ. «Usted ha hecho una referencia que me ha sonado a 180 grados de lo que hemos leído del CGPJ», le ha indicado, recordando que el órgano de gobierno de los jueces criticó que se pretenda definir el consentimiento en el tipo penal: «El no es no o el sí es sí».

Asimismo, el parlamentario vasco ha pedido a Delgado que explique por qué considera que en España hay un «alto grado de exigencia probatoria» de estos delitos en los tribunales. Todo ello, ha recalcado, le ha sonado a «densa crítica al CGPJ».

«LA FISCALÍA ESTÁ INSTALADA EN LA REPRESIÓN»

Además, Legarda ha denunciado que «la Fiscalía ejerce a veces una justicia justiciera y en otros casos una justicia elusiva», poniendo como ejemplo el ‘procès’ y acogiendo en cierta medida los argumentos vertidos poco antes por Alonso Cuevillas, de Junts, que ha acusado al Ministerio Público de «afinar para los amigos y ensañarse con los enemigos».

Desde el independentismo catalán también han reprochado a Delgado que la FGE haya recurrido el tercer grado de los presos del ‘procès’, insistiendo en que son «presos políticos» condenados en un juicio injusto. «La Fiscalía está instalada en la represión», ha afirmado Cuevillas, advirtiendo de que eso provocará que cada día haya más republicanos en España y más independentistas en Cataluña.

Finalmente, el diputado del PSOE Francisco Aranda Vargas ha agradecido la información aportada en las Memorias desgranadas en este trámite, correspondientes a años en las que Delgado aún no era fiscal general. Ha añadido que ha tenido un ‘deja vú’ al escuchar las manifestaciones de los diputados de la «derecha tramontana» por sus ataques personales a Delgado, de quien ha destacado sus méritos para ocupar el cargo, resaltando su «profesionalidad e imparcialidad».

El diputado socialista también ha acusado al los miembros del PP de no ser patriotas, pues han pasado «de diputados de Estado» a diputados de bloqueo, en clara alusión a la falta de acuerdo para la renovación de los vocales del Consejo General del Poder Judicial.

El diputado ‘popular’ Luis Santamaría ha avanzado este martes en la Comisión de Justicia del Congreso que el PP no negociará la aprobación parlamentaria de la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim), que quita la investigación penal a los jueces para dársela a los fiscales, mientras la fiscal general del Estado sea Dolores Delgado, por considerar que ejerce de «quintacolumnista» del Gobierno.