El petróleo mete presión a una IAG enredada en Air Europa y lejos de recuperarse del Covid-19

IAG

IAG Autor: Europa Press

Jornada de descensos para IAG, que se sitúa entre los valores más castigados de una sesión teñida de rojo en el Ibex 35. El holding de aerolíneas se ve presionado por la subida del precio del petróleo sin haber logrado todavía reponerse del impacto del Covid-19. Además, persiste la incertidumbre sobre el la posible compra de Air Europa.

Las acciones de IAG bajaban un 0,86% hasta marcar 1,96 euros al cierre dentro de un Ibex 35 que finalmente se dejaba un 0,65%. A pesar del descenso de hoy, el holding que agrupa a Iberia, Bristish Airways, Vueling y Aer Lingus acumula una revalorización de un 15% en este arranque de 2022, lo que ha permitido elevar la capitalización bursátil por encima de los 9.750 millones de euros.

El valor intenta remontar el vuelo en bolsa tras dos años para olvidar debido a la pandemia del Covid-19. Si en 2020 las acciones se desplomaron un 62,5%, en 2021 no se logró ni un tímido rebote a pesar de los programas masivos de vacunación que arrancaron en marzo. Finalmente, los rebrotes de la enfermedad llevaron a los títulos a dejarse un 4,85% en el conjunto del ejercicio.

IAG llegó a situarse al borde de perder el euro por acción (1,008 euros el 2 de octubre de 2020) durante la segunda ola del covid-19 en España, por lo que acumula una revalorización de casi un 95% desde su punto más bajo de la crisis, pero todavía está muy lejos del nivel de los 5 euros que marcaba en febrero de 2020.

En la jornada de hoy, sin embargo, la subida del precio del petróleo por encima de los 88 euros, sus máximos de siete años, mete presión a la cotización de la aerolínea.

A ello se suman además las dudas que persisten sobre la operación de Air Europa, tras la ruptura del anterior acuerdo con Globalia. Tras romper las negociaciones en diciembre, Iberia y Air Europa tienen de plazo hasta el 31 de enero para llegar a un acuerdo, si bien el Gobierno tiene un papel fundamental en la operación, recuerdan los analistas de Bankinter en una nota.

“En primer lugar, Competencia y la Comisión Europea tienen que dar el visto bueno. Además, el gobierno tendría que asumir parte de la deuda de Air Europa (140 millones de un préstamo concedido por el ICO y 475 millones con la Sepi)”, señalan estos expertos.

No obstante, “cerrar la compra de Air Europa con un menor coste de adquisición, sería una buena noticia para IAG”, concluyen los analistas de Bankinter.