El negocio redondo de la banca con la lluvia de liquidez del BCE ante la subida de tipos

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

El Banco Central Europeo (BCE) está estudiando la forma de impedir que los bancos obtengan miles de millones de euros de beneficios adicionales del plan de préstamos ultra baratos que lanzó durante la pandemia, una vez que comience a subir los tipos de interés a finales de este mes, según informa Financial Times.

Los 2,2 billones de euros de préstamos subvencionados que el BCE concedió a los bancos ayudaron a evitar una crisis crediticia cuando se produjo la crisis de Covid-19. Sin embargo, ahora que el banco central tiene previsto subir los tipos de interés, se prevé que las entidades bancarias obtengan una avalancha de ganancias adicionales por valor de hasta 24.000 millones de euros, según calculan los analistas.

En este sentido, el diario británico afirma que el Consejo de Gobierno del BCE tiene previsto debatir cómo podría frenar el margen extra que cientos de bancos podrán obtener de sus préstamos subvencionados simplemente depositándolos de nuevo en el banco central.

POLÍTICAMENTE INACEPTABLE

La autoridad monetaria entiende que sería políticamente inaceptable que proporcionara a los bancos un beneficio respaldado por los contribuyentes, mientras está aumentando los costes de los préstamos para los hogares y las entidades pagan bonificaciones al personal y distribuyendo dividendos a los inversores.

Una opción podría ser que el BCE cambie las condiciones de los préstamos para reducir la posibilidad de que los bancos obtengan un rendimiento automático del dinero, al igual que los hizo más atractivos tras el inicio de la pandemia en 2020, apunta FT. En aquel entonces, defendió sus préstamos baratos a los bancos diciendo que, sin ellos, la pandemia habría afectado mucho más a la economía real.

HASTA 24.000 MILLONES EN BENEFICIOS EXTRA

Morgan Stanley ha calculado que los bancos podrían obtener entre 4.000 y 24.000 millones de euros de beneficios adicionales al depositar los préstamos baratos del BCE en el banco central desde el mes pasado hasta el final del plan en diciembre de 2024, dependiendo en parte de la rapidez con la que suban los tipos en los próximos meses.

Más de 740 bancos solicitaron los préstamos en su punto álgido en junio de 2020, cuando se distribuyeron 1,3 billones de euros, pero el número total de participantes en el plan no está disponible públicamente.

El BCE comenzó a ofrecer los préstamos -conocidos como operaciones de refinanciación a largo plazo con objetivo (TLTRO, por sus siglas en inglés)- en septiembre de 2019. Inicialmente estaban disponibles al tipo de depósito del BCE de -0,5%. Pero después de la pandemia, el BCE recortó el tipo a -1%, pagando de hecho a los bancos aún más por pedir dinero prestado.

El mes pasado, el BCE devolvió el tipo de interés de la TLTRO a su tipo de depósito. Pero lo más importante es que el tipo de los préstamos se calcula como una media a lo largo de sus tres años de vida. Los bancos pueden reembolsar el dinero anticipadamente cada tres meses. El mes pasado se efectuaron 74.000 millones de euros de reembolsos anticipados, mucho menos de lo previsto, lo que refleja el mayor atractivo del plan a medida que suben los tipos de interés.

Morgan Stanley ha estimado que, si el BCE subiera el tipo de depósito al 0,75% a finales de este año, un banco que contratara un préstamo TLTRO en junio de 2020 podría obtener un margen de beneficio del 0,6% sobre el dinero hasta su devolución en junio de 2023.