El miedo de los barones del PSOE a que Sánchez gane y les castigue por ‘susanistas’

Pedro Sánchez
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El hecho de que Pedro Sánchez se haya quedado tan cerca de Susana Díaz en la batalle de los avales ha puesto de los nervios a los ‘barones’ socialistas que temen ser “laminados” y que sus federaciones sean desestabilizadas´.

Eso es por lo menos lo que cuenta elconfidencial.com que alerta que entre los dirigentes regionales del PSOE se empieza a palpar con nitidez no ya la preocupación sino “incluso el agobio, la depresión y el shock».

Explica este digital que a los barones les inquieta “la amenaza de ser ‘laminados’ en sus feudos por la nueva dirección como castigo por haber apoyado a la presidenta de la Junta y para acomodar el espíritu del PSOE de Sánchez a los territorios”. Un miedo que ha sido azuzado por el hecho de que “el propio aspirante, igual que su guardia pretoriana, tampoco ha negado tajantemente que eso pueda ocurrir: “Dependerá de la actitud que los barones tengan si Pedro gana”, manifiestan, como un claro aviso.

Señalando que aunque “el misil de las 53.692 firmas recogidas por sorpresa por el exdiputado madrileño ha hecho mucha mella en el ánimo de los susanistas” también les ha servido de «acicate» para movilizar a los líderes regionales y convencerse de que han de echar el resto en esta contienda. E indica que el impacto de los avales ha servido no obstante para que los barones intensifiquen su labor de persuasión de los militantes, “uno a uno”.

Hace notar elconfidencial.com que la lectura de los avales dejó al descubierto la debilidad, en sus federaciones, del valenciano Ximo Puig y del asturiano Javier Fernández, también presidente de la gestora. Y visibilizó un cierto grado de contestación hacia el extremeño Guillermo Fernández Vara y el manchego Emiliano García-Page. La victoria más holgada de Díaz en Aragón, en cambio, puso más a resguardo al jefe del Ejecutivo regional, Javier Lambán. La última presidenta socialista, la balear Francina Armengol, apoya a Patxi López aunque defendía que confluyera con Sánchez.

Además, según elconfidencial.com a esa impresión catastrofista muy compartida por los susanistas de que el PSOE “puede desaparecer” si venciera Sánchez, de que “explotará el corazón del sistema democrático», se suma el temor al día siguiente de las primarias. En primer término, porque la cohesión se antoja muy difícil, y también porque habrá una segunda vuelta: los congresos regionales y provinciales, que han de celebrarse como máximo 60 días después del cónclave federal, que tendrá lugar el 16, 17 y 18 de junio. Los presidentes susanistas se ven venir que el político madrileño buscará su desestabilización, bien impulsando a un oponente capaz de arrebatarle el bastón orgánico o bien dando alas a una oposición interna que, aunque no gane, sí les ponga en aprietos.