El miedo a la variante delta vuelve a situar a la deuda europea ‘bajo cero’

Termómetro

Termómetro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La deuda de grado de inversión europea volvió a situarse con rentabilidades bajo cero el pasado mes de julio ante los temores al avance de la variante delta del covid-19, que llevaron a los inversores a regresar a los mercados de renta fija.

De acuerdo con datos de Tradeweb recogidos por la agencia Reuters, el pool de bonos corporativos de grado de inversión en euros con rendimiento negativo aumentó en julio a su nivel más alto nunca registrado.

Unos 1,87 billones de euros de deuda corporativa con grado de inversión negociados en la plataforma Tradeweb cerraron julio con un rendimiento bajo cero, lo que representa el 50,7% del mercado de casi 3,7 billones de euros, según estos datos, que se remontan a 2016.

En junio, la deuda corporativa de rentabilidad negativa había ascendido a 1,3 billones de euros, el 37,5% del total. Sin embargo, los mercados de bonos se recuperaron bruscamente en julio, lo que provocó que los rendimientos cayeran en todo el mundo. La razón, los temores en torno a la variante delta del covid-19 que pueda hacer descabalgar la recuperación económica, que han llevado a los inversores de nuevo a buscar refugio en la renta fija más segura.

Un 70% de la deuda pública de alta calificación se encuentra bajo cero

El movimiento no se observó solo en los bonos corporativos. Al mismo tiempo, el conjunto de deuda pública denominada en euros con rentabilidad negativa subió a su nivel más alto desde enero. En concreto, alcanzó una cifra de 6,54 billones de euros, o el 70,8% del total del mercado, según Tradeweb.

Esta misma semana, la rentabilidad del bono a 30 años alemán cayó por debajo de cero, situando a toda la curva de rendimiento del país en territorio negativo por primera vez desde febrero.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA