El miedo a AstraZeneca desploma la vacunación

Campaña de vacunación en Madrid. (Foto: Comunidad de Madrid)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La confusión creada en torno a la vacuna de AstraZeneca, con varios cambios de criterio, está pasando factura. La Comunidad de Madrid ha registrado un importante descenso en el número de personas que han acudido a su cita con la vacunación. En el día de ayer, afirman desde el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, únicamente se pusieron la dosis de este compuesto el 30% de los convocados.

Así lo ha afirmado el viceconsejero de Salud Pública y Plan covid-19, Antonio Zapatero, que este pasado miércoles se vacunó en el hospital Isabel Zendal. Tal y como ha explicado, ese mismo día se vacunaron en ese centro 10.046 personas. “Ayer, después de cambio de criterio, se vacunaron 5.666, casi la mitad”, ha destacado.

Además, la Comunidad tenía programado para este jueves que 29.000 personas se vacunaran en el mencionado Isabel Zendal y en el Wanda Metropolitano. “Los vacunados fueron 10.800, hemos conseguido que solamente un 30% de los programados se hayan vacunado”, ha lamentado Zapatero. A esto hay que sumar que para hoy, día en el que se ha sumado al plan el Wizink Center, se habían programado 32.000 citas. De ellas, solo han confirmado un 45%. “Luego veremos de ellas cuántas se vacunan”, ha advertido el viceconsejero.

“Este episodio de confusión que se ha generado trae como consecuencia directa la disminución de ciudadanos que se vacunan”, ha asegurado. Según Antonio Zapatero, el porcentaje de gente que declinaba la vacuna antes estaba en torno a un 2 o 3%. Ahora, “hemos conseguido que el rechazo sea en torno al 60-70%”.

El viceconsejero madrileño ha desgranado los datos del día de ayer sobre el mencionado desplome en la vacunación. Así, hasta las 21 horas del jueves sólo habían confirmado que acudirán a vacunarse este viernes el 45% de las personas citadas. De ellas, 8.496 en el Isabel Zendal, 4.297 en el Wanda Metropolitano y 2.092 en el WiZink Center.

“¿Y por qué no a 73? ¿Y por qué no a 81?”

Para Zapatero la población “tiene que estar segura con esta vacuna” y ha sostenido que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) apuntó que “se añadiría como efecto secundario muy poco frecuente la aparición de trombos en lugares poco habituales”. Nada relacionado a la suspensión de la vacunación ni a limitarla por grupos de años, ha destacado.

Por ello, ha afirmado, “no entendemos ni podemos compartir este cortejo de confusión que está generando el ministerio con los cambios de medidas”. “Ayer de repente vuelve a ampliarse a 69. ¿Y por qué no a 73? ¿Y por qué no a 81? ¿Cuál es el criterio técnico por el cual los ciudadanos no pueden vacunarse con AstraZeneca para intentar que no se infecten y que no se mueran?”, se ha preguntado Zapatero.