El mercado espera que el BCE acelere las compras antes de la llegada de los nuevos estímulos

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La semana pasada, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, aplazó hasta la reunión de diciembre los anuncios de nuevos estímulos monetarios. Sin embargo, la institución no se mantendrá ociosa en este espacio de seis semanas, sino que los analistas esperan una aceleración de las compras de activos en un momento en que la segunda ola del covid-19 está golpeando a Europa.

Lagarde “apuntó enérgicamente que las compras semanales de activos aumentarían” mientras llegan los nuevos estímulos en diciembre, señala Aline Schuiling, analista de ABN Amro. “Creemos que las compras de activos en el marco del PEPP seguirán siendo, en gran medida, el eje central del paquete de diciembre”, añade. “El BCE considera que la QE ha tenido el mayor impacto en el crecimiento y la inflación en relación con sus otras herramientas de política. Además, el PEPP tiene mucha más flexibilidad que la APP. Si bien la aplicación eventualmente tendrá que intensificarse y reemplazar al PEPP, puede que sea demasiado pronto para hacer esta transición”.

El Consejo de Gobierno “puede argumentar fácilmente que todavía está lidiando con las consecuencias de la pandemia, que aún está en curso, por lo que el uso del PEPP está justificado”. Hasta ahora los expertos del banco holandés habían esperado un incremento del PEPP en 500.000 millones de euros en diciembre. Sin embargo, “dados los comentarios del BCE, parece probable que las compras mensuales en el marco del APP también se incrementen desde los 20.000 millones de euros actuales. Al aumentar el APP, el BCE puede tener la intención de señalar la longevidad de importantes compras de activos mucho después de que finalice la PEPP, dados los riesgos a la baja para la inflación”.

Además, el BCE probablemente anunciará nuevas medidas de apoyo a los bancos. “Las condiciones de la TLTRO podrían flexibilizarse aún más para los próximos tramos. Esto podría incluir tanto el volumen como la tasa de interés activa”, apunta Schuiling. Además, el BCE puede decidir “aumentar el multiplicador para el cálculo de la asignación de exceso de reservas que los bancos pueden mantener de forma gratuita”. Un aumento en la proporción del sistema de niveles podría reducir modestamente la carga de los costos directos para los bancos debido a las tasas de interés negativas.

“Con el aumento de la liquidez excesiva y las tasas interbancarias que han caído drásticamente, los argumentos a favor de este movimiento son sólidos”, cree la analista de ABN. No espera, sin embargo, una nueva reducción en el tipo de depósito. “Parece que solo se consideraría seriamente como una opción en el caso de una fuerte apreciación del euro en curso. Sin embargo, la tendencia alcista del euro se ha desvanecido en las últimas semanas”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA