Currently set to Index
Currently set to Follow

El lobby financiero internacional desmiente a los bancos centrales: la inflación no es transitoria

Bola del mundo hundiéndose

Bola del mundo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La tesis de los bancos centrales mundiales, entre ellos el BCE, de que el aumento de la inflación es transitorio empieza a encontrarse cada vez con más voces en contra. La última, la del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés), el potente lobby financiero, que cree que hay “perspectivas limitadas” de una resolución rápida.

“La cuestión de cuánto tiempo dura la alta inflación mundial actual está siendo objeto de un amplio debate”, señalan los economistas del IIF en un informe. “Sin embargo, la evidencia sugiere que el argumento ‘transitorio’ de los últimos seis meses se está volviendo gradualmente menos persuasivo a medida que los cuellos de botella relacionados con las interrupciones de la cadena de suministro parecen ser más persistentes de lo que se pensaba anteriormente”.

“Tal vez sea mejor describir la situación actual como un aumento de la inflación por ‘shock de oferta’ con perspectivas limitadas de resolución rápida”, apunta el lobby. “El fenómeno global de lecturas de inflación muy por encima de las expectativas del banco central y del mercado en los últimos meses sugiere que el aumento de la inflación se está afianzando”. En octubre de 2021, la inflación general aumentó al 6,2% en los EEUU, el 4,4% en Canadá, el 4,5% en Alemania, el 4,2% en el Reino Unido y un promedio del 9,1% en los mercados emergentes, “el ritmo más rápido de crecimiento anual del IPC desde 1995”.

Los economistas de la asociación avisan de que incluso excluyendo los productos alimenticios y energéticos, los precios subyacentes estuvieron “muy por encima de las metas de inflación en varias economías avanzadas y emergentes”. “Si la inflación subyacente sigue siendo alta en los próximos meses, los bancos centrales de las economías avanzadas y otros mercados emergentes pueden intervenir y elevar sus tipos de interés clave desde los niveles bajos actuales antes de lo esperado”, avisa el IIF.

Desglobalización y cadena de suministros

Las perspectivas de inflación están sujetas a “mucha incertidumbre”, reconoce el lobby financiero, ya que existe mucha incertidumbre sobre la evolución de los precios de la energía en 2022 y 2023. Al mismo tiempo, la pandemia ha provocado cuellos de botella en el suministro y un rápido aumento de los costes de envío. “La expansión de la capacidad de envío requiere una inversión en barcos y puertos que tardará varios meses en estar lista. A ello se suma que en EEUU y Canadá “hay una serie de problemas específicos que incluyen una escasez masiva de mano de obra en el sector de la logística, así como una escasez de mano de obra para descargar barcos y conducir camiones”.

Pero de hecho el IIF se remonta cinco años atrás para explicar la situación actual, más allá de los efectos de la pandemia. “Desde 2016, la desglobalización de las cadenas de suministro, o la introducción de nuevos aranceles y otras barreras comerciales, ha demostrado ser inflacionaria a través de mayores costos de insumos laborales”, avisan los autores.

“Los períodos más prolongados de mayor inflación debido a la escasez de oferta podrían aumentar las expectativas de inflación si los bancos centrales y los gobiernos no dan señales claras sobre la trayectoria y las herramientas de la política monetaria”, concluye el IIF.